viernes, noviembre 24, 2006

Una cata sobre el tejado de zinc



Como en la película ha habido de todo, crisis aromáticas, engaños, moribundos, alcohólicos, promesas, segundas oportunidades, ambición e hipocresía.
Pero, como casi siempre en Planet Hollywood, el final ha sido apoteósico y muy feliz, casi para llorar de emoción.

Quinto Real tinto joven 2005. Navarra
Guinda intenso con ribete juvenil. Capa media baja.
Nariz de poca intensidad, aunque mejora algo con el tiempo. Notas frutales y algo floral.
Boca muy ligera, al igual que la nariz. Tiene buena acidez pero no aporta nada al conjunto.


Quinto Real 2004. Navarra.
Cereza intenso con ribete granate. Capa media.
Nariz no muy intensa. Aparecen aromas herbáceos y de fruta roja. Se nota la madera.
En boca cierto amargor y una “barrica” peculiar. Baja acidez y una astringencia extraña a mitad de lengua. Poco persistente.

Tamaral 2005 Roble. Ribera del Duero.
Cereza picota con ribete teja pero manteniendo reflejos azulados. Capa media.
Nariz de intensidad media-alta. Sorpresa absoluta al encontrar aromas tropicales en un tinto. Papaya, mango o incluso piña a la plancha, me apuntan. También vegetales y florales.
Boca sin historia. Acidez correcta, ligero amargor y muy cortito.
Un vino extraño si atendemos a su procedencia.

Tamaral crianza 2003. Ribera del Duero.
Cereza ligero con ribete atejado. Capa baja.
Nariz curiosa de intensidad media donde encontramos mantequilla, ahumados (panceta) y vainilla.
Boca de asador, solo brasas y ahumados. Exceso de barrica. Acidez y taninos equilibrados pero la madera supera al vino.

Anitz Cepas Viejas 2003. Navarra.
Vista algo anormal. Muy evolucionado para la añada, capa baja. Cereza con débil intensidad.
Nariz de media intensidad y atípica. Matices de manzanilla (infusiones) y caramelos de cubalibre. Poca intensidad.
En boca no nos parece agradable.
Muy ligero en líneas generales, ni cuerpo, ni potencial, ni nada.
¿Será así o nos remitimos a una segunda cata? No creo que Bodegas Iturdaki, pueda hacer este tipo de vinos.

Quinta do Vallado 2003. Douro d.o.c.
Tinta Barroca, Tinta Roriz(mi querida tempranillo) Touriga Nacional, Touriga Franca y Souzao.
Cereza picota con ribete juvenil. Capa media alta. Intensidad cromática.
Bonito en nariz, muy atractivo. Encontramos cueros, betún, fondos minerales, de pizarra y vegetales, fruta madura y balsámicos.
En boca afrutado, balsámicos bonitos, correcta acidez, taninos amables y persistente.
Sabroso, goloso y “mullido en boca”, en honor al anfitrión.
Vino para recomendar.

Ovidio García Esencia crianza 2003. Cigales.
Picota con ribete granate. Capa media y brillante.
En nariz vuelve a recordarme a la morcilla, como su hermano de la Colección Privada. Puede ser por lo especiado, pero no de canela sino nuez moscada y pimentón. Cera de vela eclesial.
Buena intensidad y madera algo exagerada.
Dulzor, buena fruta, acidez alta, cuerpo medio, astringencia de tanino fino y largura.
Ligero en boca, correcto, de paso fácil pero mejoraría con barricas de tostado distinto. Es mi opinión, que nadie se altere.
Considero que tanto el Esencia como el Colección Privada han sido una experiencia positiva para haber sido mi primer contacto con el tinto de Cigales.

Selección Merlot Marques de Montecierzo 2003. Navarra.
Cereza intenso con ribete teja. Capa media.
En nariz muy metálico, lata de sardinas. Destaca un aroma que recuerda a un Pedro Ximenez, frutas pasas. Parece sobremaduración. Aparecen tostados, torrefactos y un poquito de vainilla. En general sobresalen aromas a evolucionado.
En boca es curioso y se comporta diferente, a la vez dulzor y acidez. Es persistente, de cuerpo medio y amplio.
Vino de Castejón de una bodega que viendo sus instalaciones merece una visita.
Opino que necesita otro intento, espero y deseo que nuestras vidas vuelvan a cruzarse.

Viña El Pisón 1994. Rioja de Laguardia.
Se avisa antes de la cata que el vino no ha sido conservado en las mejores condiciones, aún así demuestra que fue un fornido guerrero por lo bien que ha aguantado las mortales heridas.
A la vista muy evolucionado con restos de materias sedimentadas que deberían estar formando parte de su armadura. Color ladrillo oscuro dejando constancia de su antigua capa.
Nariz intensa. Sotobosque, madera elegante, buenos lácticos, guindas al licor, especias varias, balsámicos, maderas de cedro y tabaco. Algo de aceituna y manzanilla.
Boca agradable después de todo, fruta madura, acidez típica de un reserva riojano, taninos redondeados y largura. Cuerpo medio.
Se ha comportado como un caballero a pesar de los pesares.
Ahora que no nos oye nadie, lo venden por ahí, bien cuidado, a casi 200€.

Grand Vin de Leoville 2001 du Marquis de las Cases.
65% cabernet sauvignon, 19% merlot, 13% cabernet franc y 3% de petit verdot.
El toque de calidad para ir a casa satisfecho por lo aprendido durante este día. Un 9 de la guía Bettane.
Color cereza intenso evolucionando a tejas en su ribete. Capa media alta.
Nariz muy elegante y equilibrada. Madera finísima. Nota muy afrancesada del cabernet sauvignon, sin molestar, ni tirar para atrás, como debe ser. Es un vino con fondo mineral, con fruta, madera de cedro, tabaco y sotobosque (ya lo voy cogiendo Luismi)
En boca elegante y aterciopelado. Sedoso y muy equilibrado a pesar de lo prematuro del descorche. Taninos nobles y una acidez modélica. Persistente.
Un vino de gran calidad, elegante, complejo y típico del país vecino.
¿Como harán para alcanzar esa armonía de sensaciones?

3 comentarios:

SobreVino dijo...

Vaya final de cata. Como te cuidas.

Por cierto: no sé si hay algún problema con el feed de tu blog. Utilizo Bloglines como lector y el último artículo que reconoce es el titulado "Gracias Mar de Fondo".

Un saludo,

SobreVino

La Guarda de Navarra dijo...

Intentamos darle alguna alegría de vez en cuando despues de tanto relleno, pero bueno...
Sobre el feed, ni idea de lo que me hablas. Hace unos días migré al beta blogger, no se si se puede relacionar con eso. Cero en ese aspecto.

SobreVino dijo...

A mí me pasó exactamente lo mismo al migrar a blogger. Tuve que retirar os feeds y volverlos a cargar.

De todas formas, por mí no te preocupes. Ya me he re-suscrito y está solucionado.

Un saludo,

sobreVino