jueves, marzo 22, 2007

Sassicaia 2002



Otro supertoscano, como el Tignanello, origen ambos de la revolución del vino italiano.
Vino de raza y carácter. Procede, obviamente, de la Toscana, de la DOC Bolgueri, embotellado en Tenuta San Guido. Elaborado con Cabernet Sauvignon 85% y Cabernet Franc 15%.
Es un Sassicaia 2002.
A la vista se muestra con un tono rubí intenso, brillante, muy evolucionado, con una capa media-baja. Gran cantidad de lágrimas muy densas.
En nariz el golpe inicial, y durante un tiempo, es exclusivamente toffe. Mucho toffe que no permite encontrar nada más. Necesita oxigenación y eso que lleva abierto hora y media.
Su complejidad, poco a poco, nos envuelve con unos aromas típicos de sotobosque, toques herbáceos, fruta madura, champiñón, hongos, hoja de tabaco, madera de cedro, caja de puros, chocolate y un tenue recuerdo a pimiento. Gran presencia de aromas terciarios procedentes del envejecimiento, casi 24 meses en barrica.
En boca lo primero que voy a apuntar es su larguuuuura. Enorme. Te pierdes contando mentalmente las caudalías que lo jalonan.
Tiene potencia, pero el paso es suave, sedoso. La acidez es alta pero correcta, acompañada de una calidez y una sabrosidad que equilibran el conjunto, donde los taninos vivos marcan el carácter de un gran vino.
Potencia y persistencia que permanecen todavía hoy en el recuerdo, con una elegancia que a primera vista no parecía.
Como resumen, comparto una frase de Luismix, que pertenece a un tercero, “los buenos vinos huelen a trufa y a hongo, los malos a humedad”
El precio aproximado de 140€ se me antoja algo elevado, aunque si valoramos toda la historia que le rodea, su prestigio y lo contento y satisfecho que queda uno después de conocerlo, se puede dar por bueno.
La Guarda de Navarra destaca este vino y recomienda, si es posible, probarlo por su peculiaridad y sus características tan sorprendentes. Si se tiene paciencia, la botella mejorará este segundo vino de la cata Paseo por los Grandes Vinos del Mundo II.
¡Sublime!

5 comentarios:

J. Gómez Pallarès dijo...

Ahí le han dado, sí señor. Nada dije del anterior vino italiano, pues aunque he leído de él (una gran bodega) jamás lo he catado. Pero el Sassicaia, amigo mío, es ya algo superior. Me hubieras dado un disgusto si te hubieras quedado con las notas terciarias iniciales. Hay que darle tiempo y tiempo para que saque cuanto tiene dentro, que es mucho todo de calidad.
Felicidades por haber pasado por él!!!
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

¡Cuantos vinos hay que probar para saber lo que se está bebiendo!
Con este Sassicaia aumentan mis umbrales de percepción hasta unos limites inalcanzables para muchos.
Tu que tienes experiencia en estos italianos de bandera sabes a que me refiero. Cuento con los dedos de mi mano mis contactos con vinos de calidad de ese país y estoy en-tu-sias-ma-do.
Gracias y un saludo.

La Guarda de Navarra dijo...

Me suena mas Juancho Asenjo, al menos a quien citó Luismix era varón.
Un saludo.

Luismix dijo...

Al César lo que es del César, efectivamente, el comentario es de Juancho Asenjo.

Este Sassicaia fue un auténtico placer, una fuente de sorpresas. !Como cambió y evolucionó a lo largo de más de dos horas¡, !ah¡, y llevaba en el decantador dos horas y media hasta el inicio de la cata.

Saludos.

LuisMi

SobreVino dijo...

Ajem... Decía que a mí también me encantó. Ese aroma inicial de toffee es clarísimo en este vino, lo mismo que el toque de pimiento rojo asado.

El comentario de la trufa y la humedad me suena haberselo oído a Isabel Mijares o a Juancho Asenjo, ahora no recuerdo.

Un saludo,