jueves, marzo 08, 2007

Catando bajo la lluvia.


Si. Ayer fue un gran día.
A las 20.15h estábamos sentados alrededor de la mesa de cata y con todos los vinos en sus decantadores desde dos horas antes del mágico momento.
Después de unos primeros instantes de expectación inicial, el recato lógico y educado ante personas, la mayoría, desconocidas y la ansiedad por servir el primer vino, la relajación y el fluir de ideas hicieron acto de presencia en un acto bien dirigido y documentado por Luismix, de la Vinoteca Les Cartes de Vins, en Pamplona.
Estos son los vinos catados por orden de aparición:
1- Tignanello 2001, Toscana, Italia.
2- Sassicaia 2002, Bolgheri, Italia.
3- Chateau Mouton Rothschild 2001, Pauillac, Francia.
4- Chateau Margaux 2002, Margaux, Francia.
5- Opus One 2002, Valle de Napa, EE.UU.
6- Penfolds Grange 2001, Sur de Australia.
7- Pujanza Norte 2003, Rioja, España.
8- L`Ermita 2000, Priorato, España.

En próximos posts desgranaré, uno por uno, las sensaciones que me produjeron estos increíbles vinos.
Como aperitivo y resumen, puedo decir que todos ellos reflejaron su carácter y marcaron con claridad las diferencias que les distinguen.
Salvo el Opus One, guardando cautela, los demás hubieran necesitado de más tiempo para llegar a su óptimo momento de consumo. Pero ya están dentro de nuestro metabolismo y nos les damos opción a quienes los consumen habitualmente.
El Sassicaia destacó por su infinita largura y por ser, de todos, el de capa mas baja. El Tignanello tuvo en la copa una evolución espectacular. El Mouton Rothschild nos recibió con un concentrado aroma a toffe que giró para mostrar una infinidad de matices. El Chateau Margaux dejó huella de su complejidad y elegancia, aunque en mi recuerdo aun permanece un 99, al que no superó. El Opus One nos arrolló con su potencia en nariz y boca. El Grange, muy equilibrado, fue la grata sorpresa de la velada. El Pujanza Norte, conocido por la mayoría de los presentes, defendió su parcela con un magnifico, y amplio, paso de boca. Y por último, el L`Ermita, estando como estábamos influenciados por su fama, nos regaló finura y elegancia.
Son todos grandes vinos y, a excepción del Pujanza Norte, tienen el precio fuera del alcance de muchos de los mortales por lo que, como experiencia y por placer, mereció la pena conocerlos.
Sin duda, La Guarda de Navarra recomienda este tipo de experiencias y comparte con los amantes del vino la pasión por estos grandes.
Espero repetir aunque estoy seguro que con la suma de los euros del Grange, el Opus One y el L`Ermita se consigue una gran selección.
¡Y es cierto!

5 comentarios:

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, saliste bien de la cata!!! Taxi, seguro, pero ante la selección impresionante (de la que algo hemos leído ya por ahí), evidentemente mereció la pena. Espero tus notas detalladas. Además ya sabes que tengo pendiente una cata detallada del Pujanza Norte.
Saludos!
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

Ante tal cantidad de información uno se aturde, pero creo que acabé con todos los sentidos intactos y conseguiré plasmar con modestia todas las impresiones.
Un saludo, para ti.

SobreVino dijo...

Veo que cambiasteis el Haut-Brion por el Margaux y la añada del Pujanza Norte.

Me alegro de que disfrutaras. Esperamos tus notas con expectación.

Un saludo

La Guarda de Navarra dijo...

Pero despacio que aún persisten en mi paladar alguna de las notas y debo averiguar de quien son.
Saludicos.

Carlosgrm dijo...

Solo me cabe decir, como Joan, Selección impresionante,..como nos cuidamos
Saludos
Carlos