martes, mayo 15, 2007

Riolanc Vendimia Seleccionada 2005


Un maceración carbónica de la Rioja Alavesa que parece esta marcando su territorio a base de trabajo, esfuerzo y algún que otro premio, como la medalla de Oro en Bruselas en 2006.
Me lo presentó mi hermano y enseguida me convenció.
Es un 2005, se supone creado para satisfacernos durante el año siguiente. Pero no, mayo del 2007, todavía mantiene todo su potencial y me decido a catarlo para publicar las sensaciones.
Riolanc Vendimia Seleccionada 2005.
Procede de las Bodegas Riolanc en el municipio alavés, riojano alavés, de Lanciego. Allí generación tras generación la familia Mendieta-Osaba ha cuidado sus viñedos elaborando riojas de calidad, pero es ahora cuando Juan José Mendieta aplicando los conocimientos y técnicas actuales y combinándolos con las labores tradicionales ha sacado al mercado este Riolanc Vendimia Seleccionada, vino tinto que no será la última vez que pruebe.
A la vista presenta un cereza intenso, me inclinaría más a un guinda intenso, atractivo, brillante, con ribete rebosante de juventud. Capa media.
En nariz rezuma fruta y frescura. Recuerdos a regaliz y a moras. Es aromático, con intensidad. ¡Huele a vino, señores!
La boca nos confirma el desarrollo de la cata. Afrutado, de persistencia larga y con un paso muy amable. Cuerpo medio, acidez exquisita y mucha armonía.
La Guarda de Navarra recomienda este vino de la comarca donde nací, cuyas gentes y tierras han sido elegidas para cuidar y mimar los viñedos obteniéndose resultados tan fantásticos como este.
¡Viva la maceración carbónica!

2 comentarios:

SobreVino dijo...

Tú conoces mejor la zona, pero en la Rioja (especialmente alavesa) me he encontrado lo que se denominan "vinos de 2º año", vinos jóvenes que el productor recomienda tomar entre 1 año y 2 después de su embotelldo. Y los hay deliciosos.

Fantástico el nivel medio del vino "cosechero" riojano, sí señor.

La Guarda de Navarra dijo...

Desconocía esa denominación pero en muchas ocasiones me he encontrado que los vinos jovenes, en teoria para beberlos durante el año siguiente, no solo se han mantenido sin perder sus propiedades durante el segundo año sino que las han mejorado. Han ganado dulzura, han perdido acidez, astringencia y aparecen aromas que surgen de la evolución en botella. Suelen perder algo de color pero hay consumidores que los toleran mejor por perder algo se su "agresividad", para mi vida o alegría.
Un saludo.