miércoles, mayo 09, 2007

Bacchus 2004 Chateau Bel-Air


Bacchus 2004 Chateau Bel-Air
Elevé en fûts de chêne.
Grand vin de Bordeux. 13%.
Puisseguin-Saint Emilion
Appellation Puisseguin-Saint Emilion contrôlée.
Adoue Frères Propiétaires a Puisseguin Gironde France.
Todo lo anterior es lo que podemos leer en la etiqueta y así queda todo aclarado.
A esta bodega llegamos mientras buscábamos otra y sorprendidos por la hospitalidad de sus dueños y por lo coquetas de sus instalaciones, perfectamente cuidadas y adornadas, decidimos probar sus vinos y comprar alguna botellita.
El vino esta elaborado con las variedades merlot 75% y cabernet franc 25%.
A la vista presenta un bonito color guinda intenso con ribete rubí. Capa media y una lágrima densa.
En nariz no es precisamente potente pero convence con su evolución. Al principio algo cerrado solo muestra olor a levaduras.
Poco a poco se va desperezando y ofrece aromas a fruta, florales y a una madera muy bien interpretada. Matices balsámicos y especiados. Apuntes tenues vegetales, pienso, procedentes de la variedad menos dominante.
En boca es muy amplio, con una buena acidez y unos taninos amables. Presenta cuerpo medio y una largura notable.
Es sabroso, fresco, de paso agradable y al final junto con la fruta, los tostados y los balsámicos aparece un amargor que aporta elegancia al conjunto.
Es un vino equilibrado, correctísimo y que puede aspirar a ascender un peldaño en su escalafón. Si encima lo acompañas de un revuelto de perrechicos alaveses directamente lo equiparas a un Cheval Blanc y santas pascuas.
El precio recuerdo que rondaba los 11€ por lo que, La Guarda de Navarra recomienda visitar a los hermanos Adoue y disfrutar de unos paisajes entreviñedos espectaculares.
¡Para comprar in situ!

4 comentarios:

SobreVino dijo...

Mmmmm, perrechicos.

No conocía este vino. Veo que no tiene nada que ver con Château Belair, aunque el nombre es como si hubiera sido puesto a su sombra.

Me alegro de que lo disfrutaras.

La Guarda de Navarra dijo...

Cierto lo del nombre, y no era la única bodega con esa denominación, y efectivamente puestos a la sombra del magnifico Belair.
Si perrechicos fresquisimos, increibles, a 45€/kilo mientras en Pamplona los he visto desde 60€ a 99,90€ y mas aptos para guardar secos que para embriagarse con sus aromas a dos metros a la redonda. Es lo que tiene ir a Laguardia cada fin de semana. Y no quiero hablarte de los esparragos frescos, los guisantes y los proyectos de alcachofas que me dió mi padre. Con eso marida cualquier vino y a las pruebas me remito.
Saludos.

SobreVino dijo...

Esta época es una gloria para los que nos gustan las verduras.

Por cierto, a partir del día 21 tenemos "Vive la verdura" en Pamplona, con presencia de personajes muy interesantes. Lo contaré en mi blog.

Un saludo

La Guarda de Navarra dijo...

Conozco el evento, y conocemos a alguno de los personajes. Ya me han facilitado varias invitaciones y seguro pasaré.Por mis horarios me temo que no podré asistir a ninguna exposición o conferencia pero haré acto de presencia.
Yo no se si publicaré algo o tal vez si, mi reloj decidirá.
Saludicos.