viernes, mayo 25, 2007

Mas La Plana 2002

Teniendo especial fijación por los malos cabernets, que los hay, y muchos, donde el verdor, el amargor y el pimiento campan a sus anchas por la copa anulando aromas mas simpáticos, tengo que decir, y digo, que este no es el caso.
Este cabernet, cien por cien, aunque me parezca mentira, trasciende de lo común. Ha pasado 18 meses en barricas nuevas de roble francés Tronçais y Nevers, y presenta 14% de alcohol, si no más.
Procede del Penedés, Cataluña, España. De un viñedo que no llega a 30 hectáreas donde se recogen unas de las uvas de Cabernet Sauvignon más selectas del país.
La historia de este vino tiene detalles tan curiosos como que en 1979 (datos de su página Web) dio estopa a los más refinados Burdeos ganando las Olimpiadas del Vino de Paris. Ahí surge su fama que mantiene hasta nuestros días pero sin vivir de las rentas, mejorando, si puede, e innovando, adaptándose a los nuevos gustos y al nuevo mercado. Lo que si ha cambiado es el nombre, aquel héroe de Paris se llamaba Gran Coronas Etiqueta Negra 1970 y fue la aportación de Miguel A. Torres a la historia enológica española.
Dicho esto, vayamos al grano.
Mas La Plana 2002.
A la vista se muestra como un cereza intenso, oscuro, con ribete hacia tonos teja (una evolución rápida por lo que parece). Capa alta. Lágrima densa, avisándonos de esos 14 grados.
En nariz, de intensidad media-alta, demuestra finura y distinción. Aromas a fruta madura y licoradas. Algún recuerdo floral. Notas minerales, mina de lápiz, especiadas y balsámicas muy elegantes. Apuntes casi imperceptibles de pimiento, varietales, nada molestos, por el contrario, extraordinarios. La madera se encuentra en forma de cedro, caja de puros y torrefactos.
La boca, ligeramente tánica, con frescura, presenta un vino amplio, carnoso, graso, sabroso, de paso amable y aterciopelado. Muy equilibrado y con estructura. Vuelve la fruta madura y el carácter balsámico. Concentrado y mucha largura.
La Guarda de Navarra, a pesar del precio, recomienda que se pruebe este vino para, al menos, conocer donde se puede llegar con una variedad como el Cabernet Sauvignon aunque, como variedad francesa, se cultive en España.
¡Bien, bien, bien!

6 comentarios:

SobreVino dijo...

Este fue uno de los Cabernets que catamos en un reciente encuentro dedicado a esta variedad. Se comportó bien, si bien se comentó que parecía más "delgado" que en otras añadas, algo que se pensó podía deberse a las condiciones climatológicas de aquel 2002.

Me alegro de que también lo hayas disfrutado

La Guarda de Navarra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Guarda de Navarra dijo...

Lo se. Desconocía lo de su "delgadez", aunque tuvo otros compañeros de cata y pudo influir en esa percepción.
Saludos.

Calamar dijo...

Pues para mí es uno de los mejores CS de la península. No os descubro nada. No he probado ese 2002 pero estoy con Sobrevino que puede deberse a la añada. ¿Con que compañeros de cata lo probásteis?

Saludos,

La Guarda de Navarra dijo...

Fue una cata anárquica donde hubo de todo, desde blancos de distintas procedencias a una serie de rosados navarros, pasando por tintos de todo tipo y pelaje, así que el Mas Plana, no me pareció delgado, mas bien todo lo contrario. Y repito me pareció excelente, sobre todo por la calidad del cabernet y lo bien integrado en el conjunto sin aparecer por ningun sitio esos verdores y pimientos característicos que no me gustan nada.
Un saludo.

Calamar dijo...

Gracias por la aclaración amigo La Guarda. Estoy de acuerdo en eso de los pimientos verdes, las pirazinas, cuando aparecen como nota acusada suelen ser poco agradables para mi...

Saludos,