jueves, junio 07, 2007

Bodega Barranco Oscuro






Ya que por desconocimiento, o por las causas que fueran, no pude disfrutar de los vinos de Barranco Oscuro, al menos les voy a dedicar un post que sirva de reconocimiento a una persona que consigue sacar vino de donde otros no se qué conseguirían.
Se sitúa la bodega en la Sierra de la Contraviesa, en plena Alpujarra granadina, a más de 1200 metros de altura, alcanzándose incluso los 1368 metros. Las vistas de Sierra Nevada y del cercano Mulhacen impresionan y engrandecen el éxito de esta arriesgada apuesta.
Sirva esta precisión, pertenece a los Vinos Singulares de Pagos Andaluces, asociación que agrupa a los “vinos de pago”, vinos de procedencia concreta, de una determinada parcela que son elaborados de manera respetuosa con la naturaleza.
Manuel Valenzuela es el propietario de las 15 hectáreas de viñedo y la mano que logra extraer de la tierra el fruto que dará origen al vino. Elabora 40.000 botellas que tienen su origen en dos pagos, el Cerro Las Monjas y Barranco Oscuro.
Encontramos aquí el viñedo más alto de Europa (hasta 1368 metros) donde se cultiva la viña sin productos químicos, herbicidas ni insecticidas. Los suelos son pobres, abundando esquistos y en menos cantidad pizarras y arcillas, el microclima muy especial, y exigente, debido a la altura y la cercanía al mar.
En la página Web de Barranco Oscuro, interesantísima, encontraréis la historia de la bodega y los pasos que se han ido dando hasta llegar a la actualidad. Compra de un antiguo cortijo, construcción de la bodega y plantación de variedades foráneas junto a las vides de la zona.
Quiero destacar las uvas con las que trabaja Manuel para que os hagáis una idea de lo peculiar de sus vinos y de la bodega.
En los 80 comenzó con un rosado de garnacha, un tinto de Tempranillo, Cabernet y Merlot y un blanco de Vigiriega (variedad poco extendida que se encuentra en Canarias y en Granada).
En los 90 plantó Syrah, Pinot Noir y Sauvignon Blanc, elaborando un blanco de Sauvignon y dejando la Vigiriega para elaborar un espumoso natural de tipo brut.
Luego se decanto por dos tintos, uno de Tempranillo, Cabernet y Merlot, y otro de Syrah y Pinot Noir, al que añade Garnacha, dejando de hacer el rosado.
Ya en el 2000 se inventa otro vino, un coupage de las mejores variedades de la finca, Sauvignon Blanc, Chardonnay, Viognier, Vermentino, Riesling y Albariño. ¡Que curioso, eh!
Y por último un monovarietal de Pinot Noir, que le llama Borgoñón Granate.
He tenido la oportunidad de probar tres de sus vinos el Blancas Nobles, el Borgoñon Granate y el Barranco Oscuro 1368.
El Blancas Nobles es un coupage único de 7 variedades de uva cultivadas de forma natural. Vigiriega y Sauvignon Blanc del Cerro Las Monjas. Riesling, Vermentino, Viognier, Moscatel Morisco y hasta un poco de Albariño experimental. No hace ni 5000 botellas.
El Borgoñon Granate, 2900 botellas, de un vino monovarietal de Pinot Noir. Crianza de 12 meses en barricas borgoñesas nuevas de roble francés (ensamblaje de robles de los bosques Vosges, Limoussine y Central) con 36 y 24 meses de secado.
Barranco Oscuro 1368, coupage de Garnacha, Syrah, Cabernet Sauvignon, Merlot y Cabernet Franc. El rendimiento de las cepas, a 1300 metros de altura, ronda los 500-750 gramos. Vinificación de cada variedad por separado. Crianza de 15 meses en barricas borgoñesas (80%) y americanas, la mitad nuevas y la otra mitad de un año.
Por razones sin determinar como pueden ser las características tan peculiares y tan diferentes a las que no estoy acostumbrado, unas malas condiciones de transporte, una evolución prematura o simplemente por mal estado, no he podido disfrutar de estos vinos hechos con tanto amor y mucho esfuerzo. Catados en compañía, todos llegamos a esa conclusión. Me da pena por que es difícil tener acceso a ellos y desperdiciar una ocasión así te deja descolocado.
La Guarda de Navarra necesita una satisfacción. Me merezco un nuevo duelo con esas botellas y no pararé hasta conseguirlo.
Manuel ya conoce lo ocurrido y me ha invitado a acercarme por su cortijo para resarcirme y mostrarme en vivo y en directo todas las bondades de su tierra y de sus vinos. A ello aspiro, y si puedo, no dudaré en visitarle y agradecerle el ejemplo que esta dando a aquellos que con todo a su favor, incluido los elementos, no saben redondear un vino.
¡Que pena de botellas, pero que grandes vinos!

4 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

La próxima semana algunos "Adictos" visitaremos la bodega y sabremos de los nuevos vinos..... así que ya sabes si quieres del 16 al 18 de junio visita al interesante proyecto de Manuel Valenzuela y otras bodegas de la alpujarra granadina y otros socios de la VSPA al norte de Sierra Nevada.

En los próximos días publicaremos las notas de cata (comenzamos con Borgoñón Granate2003) de los vinos de la bodega que todavía no hemos tenido el placer de catar (Blancas Nobles 2005 y BO2 ).

Un saludo.

La Guarda de Navarra dijo...

Envidia me das y agradezco tu propuesta, pero me temo que a Manuel y sus vinos tardaré en conocerlos.
Que mas quisiera yo que viajar y quitarme la espina que tengo clavada con sus esas tres "malditas botellas".
Saludos.

Calamar dijo...

Vaya Laguarda, a mi me pasa como atí, me atrae mucho el proyecto pero aún no he tenido la oportunidad de probar esos vinos.

Envidia que nos da el amigo de Adictos.

Saludos,

Adictos a la Lujuria dijo...

Los que esteis por Barcelona o alrrededores solo teneis que contactar con Adictos a la Lujuria e igual algo se puede hacer.

Un saludo