jueves, junio 28, 2007

Agustí Torelló Mata, sobran las palabras.

Después de probar los vinos de Agustí Torelló Mata ya puedo decir que sé lo que es un cava, un buen cava.
Hasta ahora, y salvo excepciones honrosas, desconocía lo que se puede encontrar dentro de una de esas resistentes botellas que cada año salen de Cataluña, del Penedés, para colmar con sus burbujas la vida de tantos miles de personas.
Me quedo con estas letras que nos dan la bienvenida al entrar a la pagina Web de la bodega: “Por respeto a nuestra tierra y a sus hombres, lo extraordinario no se improvisa. Cada botella es un reto personal”
En la vinoteca de Luismi, hace unas fechas, fuimos testigos de un espectáculo de los que marcan la memoria y el corazón. A mí, hasta la camisa y los pantalones.
Acompañados por el director comercial, Joan Moliner, y atendiendo absortos a sus explicaciones nos embebimos por completo en un mundo desconocido, casi fantástico, que nos rescató de las garras asfixiantes de otras marcas en los lineales de súper e hipermercados.
Como en el vino, donde poner Rioja, La Mancha o Rueda no garantiza el máximo disfrute, en el cava tampoco San Sadurní de Noya es sinónimo de buen hacer.
Pero no vale solo decirlo, hay que demostrarlo, y el otro día quedó patente que, como con las personas, por todas las tierras hay vinos que merecen la pena. Si les dejamos hablar, presentarse y entablar una buena conversación encontraremos amigos para siempre.
Tras un inicio titubeante y mucha paja, que se dice, Joan pretendió explicarnos todo lo que rodea a un buen cava, desde la viña, al degüelle y al paladar. Como os podéis imaginar, en tan breve espacio de tiempo, es casi imposible, pero aplaudo su excelente disposición a enseñar y divulgar sus conocimientos así como los conceptos que aclaró y que me van a servir para distinguir lo que antes solamente basaba en el precio. Ya tengo una referencia de calidad, ¡conozco el bien y el mal!
Empezamos catando tres vinos-base de las variedades que utiliza la bodega para elaborar los cavas y que son la columna vertebral del coupage posterior.
Tres vinos de características diferentes y que bien acoplados se complementan para alcanzar una armonía y un equilibrio que define la filosofía de la bodega y de su creador, Agustí.
Primero uno de Macabeo, variedad que ocupa, dentro de las hectáreas de viña que cultivan, la zona más cercana a la costa, la más litoral. Luego uno de Xarel.lo, plantada en alturas de unos 300 metros en pleno centro del valle del Penedés. Y por último, un vino de Parellada que ocupa la sierra pre-litoral a una altura de 600 metros. Los tres ofrecen una acidez increíble, rica y muy elevada, requisito necesario para aguantar esas largas crianzas y después mantenerla durante su evolución en la botella.
Inolvidable experiencia sensorial y muy didáctica.
Probamos luego varios cavas, oprimidos ya por la ansiedad. Podía haberse ahorrado tanta explicación. ¡Es broma!
Si no recuerdo mal, y la memoria no me falla, aunque espero que Sobrevino me reordene las ideas pues volvimos a coincidir, empezamos con un Brut Reserva, magnifico comienzo, y seguimos con un Brut Nature Gran Reserva, lujo para los sentidos. Luego vino el Kripta, la estrella de la casa. La botella de forma de ánfora imposible de apoyar. Excelente y un autentico referente del cava. Posteriormente un Mágnum Brut Nature Gran Reserva. Impresionante. Cambiamos de tercio cuando se nos presentó un recién llegado, novedad en la bodega, el Bayanus, en botella de 375ml, un Brut Nature Reserva 2004. Asombroso. Terminamos los espumosos con un cava rosado, variedad autóctona Trepat, Brut Reserva Rosat Trepat. Delicioso.
En todos ellos cabe destacar su excelente acidez, frescura, la extraordinaria calidad de sus burbujas, absolutamente integradas en un conjunto armónico, muy equilibrado. La complejidad de sus aromas y matices, fruto de una crianza sabia y bien entendida. Carnosidad y largura en boca. En definitiva cavas elegantes y muy personales.
Como bien nos dejo claro Joan, el secreto de los cavas Torelló Mata es la calidad y el control desde el viñedo, de la uva, de todo el proceso en general y, sobre todo, en el mantenimiento desde hace décadas de la misma cepa de las bacterias que realizan el milagro de convertir el vino en cava.
Para finalizar una sorpresita, el l´Esperit de Agustí Torelló, un aguardiente no apto para ese momento, de estómagos vacíos, a pesar de las macrotortillas de patatas de David.
En resumen una feliz reunión donde nos codeamos con la jet-set de los cavas y donde descubrimos que hay esperanza al otro lado del Imperio de las Grandes Empresas de Cava.
¡Mas que recomendables! Y no solo para los postres, maldita costumbre.

7 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Excelentes cavas

En la comparativa de los mejores cavas de menos de 15 euros el Agusti Torello Gran Reserva Brut Nature es una de las mejores sino la mejor de las opciones a la hora de beber un excelente cava a un precio atractivo y eso sin entrar a valorar su Reserva barrica, Magnum y como no el Kripta.

Un saludo y mejor brindis.

Si tenéis oportunidad visitar la bodega de la mano de Joan a buen seguro que os contagiara el espíritu de la bodega , incluso antes de llegar a la zona de cata.

La Guarda de Navarra dijo...

Estoy seguro de lo que dices de Joan pues ya lo demostró durante la presentación.
Ya conocía el Kripta, el Reserva y el Brut Nature, pero contados así y en una atmósfera tan propicia aprendes a valorarlos mejor.
Un saludo Adictos.

J. Gómez Pallarès dijo...

Es una de las grandes del cava, sin duda, y aunque no todas sus producciones me entusiasmen, acudir a algunas de ellas es garantía segura de éxito y placer. Yo, estos días, me quedo con su rosado de trepat: me encanta su frescura!
Saludos,
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

Estamos de acuerdo, pero para quien como yo no se prodiga en cavas de calidad los de Agustí Torelló, en general, son un valor seguro.

SobreVino dijo...

Buena descripción, aunque creia recordar que el magnum vino justo antes del Kripta. Gran cata la que tuvimos, en cualquier caso.

La Guarda de Navarra dijo...

No recuerdo el orden exacto pues no tomé ni una nota. Despues del día que tuve no me quedaban ganas para nada, solo para escuchar y disfrutar.
Un saludo.

Laura dijo...

Sin duda los cavas de Agustí Torelló son el emblema del buen hacer, la tradición y la tecnología del producto. Esta semana he visto los mejores precios de Kripta y reserva BArrica en el Club del Mordisco. www.elclubdelmordisco.com Hace falta ser socio y que te apdrinen, pero no es muy dificil encontrar gente que ya sea socia. La Reserva del 2.000 creo que ya la están también ofreciendo a precios de distribución.