martes, octubre 24, 2006

Una de roble otra de encina


Belondrade y Lurton 2003.
Ayer en Cella Vinarium, tuve la ocasión de probar un vino muy curioso, teniendo en cuenta su procedencia.
Cuando se habla de Rueda y de la variedad verdejo nadie puede imaginar lo que en la botella se va a encontrar.
Procede de la Bodega Belondrade y Lurton, en el pueblo de La Seca.
Hablo de un blanco fermentado y criado en barrica con sus lías. Monovarietal de verdejo pero con unas características peculiares.
Tiene alto grado, 14 exactamente, y una densidad fuera de lo común, mas comparable a un chardonay.
El color es lo que mas me atrajo. Es un blanco brillante de color limón y dorado. Para hacernos idea es como esos licores de plátano que encontramos por ahí. Se parece casi hasta en su viscosidad por que es muy goloso, tanto a la vista como al paladar.
En nariz es intenso, muy aromático, frutas exóticas y matices tostados. Hay un fondo salado que nos recuerda al hierro, al oxido. Fresco muy fresco.
En boca es untuoso, elegante y largo. Acidez correcta.
Un vino para beber a gusto pero pagando el compañero.

Cousiño Macul Antiguas Reservas 2003 Cabernet Sauvignon.
Luego, me lleve para casa un vino chileno que me pareció atractivo al realizar la crianza en madera de encina. Quería saber que sensaciones produce otra madera que no fuera roble.
La bodega es Cousiño Macul y los viñedos están situados en el Alto Maipú, en el área más cercana a los Andes.
Cousiño Macul Antiguas Reservas 2001 monvarietal de cabernet sauvignon. Marca 14% de alcohol.
A la vista no parece un vino que nos vaya a decir nada pues se le ve ligero y con poco color. Capa media-baja en un cereza con ribete teja.
En nariz se distingue claramente que la madera no es la habitual. Hay un fondo, creo yo, que me recuerda a resinas, a alquitrán. No es desagradable, es distinto. Se percibe el cabernet pero no por ese aroma a pimiento, es más herbáceo. Pueden ser hierbas secas u hojas secas. La fruta hay que buscarla y aparece con la aireación.
En boca delata lo obvio, un cuerpo medio, vino ligero pero sabroso. Dice cosas pero no las entiendo. Se nota que no hablamos el mismo idioma. Cierta largura. Acidez y taninos aceptables, estructura no muy compleja pero tiene su punto. Tendré que probarlo más veces.
Vino para experimentar, por su precio hubiera disfrutado más con cualquier otro.

2 comentarios:

LuisMix dijo...

¡Hola!

¡¡Ahhh, el Belondrade y Lurton!!, un vino que no deja indiferente y eso siempre es bueno. Hay que decir que de casta le viene al galgo ya que los hermanos Lurton proceden de una familia mítica de bodegueros bordeleses.. y si no ahí está el Chateau Climens (blanco) en Barzac, La Louvière en Pessac-Léognan (Tinto y blanco)... aunque también están presentes en el Languedoc, Argentina, Uruguay, chile... y de nuevo España. Aquí los encontramos en Rueda, Toro, EL ALbar y Campo Elíseo junto a los Rolland. Por cierto tengo curiosidad por probar otro blanco de Rueda de producción muy limitada de nombre De Puta Madre, Verdejo con dos años en barrica.

Saludos.

LuisMix

La Guarda de Navarra dijo...

Veamos si lo conseguimos. El nombre promete.
Gracias Luismi.