martes, octubre 03, 2006

Paralelismos



Después de varios estudios con ratones, unos investigadores han demostrado que el consumo moderado de vino favorece la capacidad de memoria. Por eso hay personas que no olvidan.
Quien fue, y quiere ser bodeguero, nunca debe ser juez en los concursos importantes de vinos. El resultado siempre es sectario e injusto.
Importar vino siempre es positivo, siempre y cuando sea de calidad. Crear falsas expectativas de mercado solo contribuye a un aumento del excedente. Al final el vino para vinagre y destilados.
Quien no bebe vino no debe pretender que los demás no lo bebamos. Hay otras opciones menos intransigentes.
La cultura del vino es fruto de siglos de historia. Entenderla, practicarla y no borrarla es lo más recomendable en una alianza enológica de civilizaciones.
La prensa especializada en vino no es imparcial. En función de los gastos publicitarios o amiguismos, esparcen opiniones contrapuestas sin ningún tipo de pudor. El monopolio en el vino también es muy negativo.
Todas las denominaciones de origen deben caminar juntas en beneficio del vino. Sin distinciones ni favoritismos. Cualquier paso en dirección contraria produce un efecto dominó, cada cual busca sus beneficios perjudicando al mercado nacional. Cada zona produce vinos de gran calidad para que se beban. Si cada cual consume lo “suyo” se habla de pobreza cultural.
Para terminar. El vino que alcanza grandes cotas de mercado a base de mentiras y engaños tarde o temprano acaba cayendo. Son muchas las bodegas de ascenso meteórico sospechoso que dejaran libre espacio para las otras, mas tenaces y constantes. Sinceras y respetuosas con el mundo del vino.

1 comentario:

SobreVino dijo...

No puedo estar más de acuerdo con tu último comentario. Es impresionante la desfachatez con las que algunos iluminados recién aterrizados en el mundo del vino, pretenden posicionar sus vinos a precios injustificadamente altos. La prueba del algodón llega cuando ponemos en comparación la relación precio/disfrute de estos vinos advenedizos, con productos que llevan décadas de buen hacer cuidando un estilo y una manera de hacer.

Vinos estos segundos no necesariamente baratos, pero a los que se puede encontrar una razón de ser de sus precios.

Un saludo,

SobreVino
todovino.blogspot.com