jueves, diciembre 28, 2006

Rico,rico y con fundamento.


Quiero pensar que es una inocentada pero después de lo que ha pasado con “er Madrid”, que les dejaban volar hasta con agujeros en el fuselaje, o lo d´er Beti, que justo cuando empezaba a ganar rescinden el contrato al bueno de Irureta y a sus teletubbies, ya me espero cualquier cosa en este país donde las bromas tienen mas credibilidad que la realidad.
El departamento de enopatología aplicada de la universidad de Paramount Valley ha descubierto que la calidad organoléptica de los vinos aumenta, hasta extremos insospechados, si durante la fermentación se le añaden productos de casquería, sobre todo vísceras y sangre a los tintos o grasa y huesos en polvo a los blancos.
Después de analizar más de 10.000 muestras de vinos procedentes de las bodegas peor calificadas del mundo y con mas expedientes abiertos debido a su falta de higiene y sanidad alimentaria, se añadieron en proporciones, medidas en microgramos, todas las sustancias provenientes de los restos animales de mercados tan conocidos como Nueva Delhi y Dar es Salaam, concluyendo que el 95% de los líquidos resultantes podían ser confundidos por expertos catadores por un Romané Conti de 1959; o bien un Mouton Rotschild de 1945.
Francis Robinson, Pencil Parker o Michael Bettuné, entre otros, fueron sometidos a duras sesiones de cata, reconociendo al termino de cada una de ellas que jamás habían disfrutado y catado vinos de calidad tan excelente, casi Divina.
Feliz día de los inocentes.

2 comentarios:

SobreVino dijo...

Muy bueno :-)

¿Cuantos puntos les daba Parker, Pencil Parker?

Que Dios nos conserve la inocencia.

Un saludo,

SobreVino

La Guarda de Navarra dijo...

Sobre 100, les daba 99 y mucha tinta.