viernes, diciembre 08, 2006

Andrés Proensa y sus vinos




Hoy estoy particularmente contento. Después de unos días de desconexión total, llego con muy buenas noticias.
El bueno de Andrés Proensa, uno de los últimos críticos independientes del país, ha lanzado al mercado la Guía Proensa 2007.
Destaco lo de independiente tras leerme y analizar los resultados publicados y constatando que ha dejado sin puntuar, o ha otorgado bajas puntuaciones, a bodegas que otros suben a los altares y eso que en su guía aparecen, por consiguiente pagan, en los espacios destinados a la publicidad.
Como dice un amigo mío, si Proensa sigue en esta línea seguro que muere pobre, pero honesto. Y no le falta razón.
Sé de gente que confía únicamente en sus comentarios antes de la adquisición de un vino y utiliza las opiniones de los otros para, casi siempre, tomarlas en sentido contrario.
Dime donde apareces, te diré lo que gastas en publicidad y lo que no inviertes en calidad. Y es que, también en el vino, no solo hay que parecer bueno, sino también serlo, por que al final se nota. Y traspasa.
Bien a lo que iba, estas son las notas, en lo que a mí me afecta, aún calentitas:

Vallobera crianza 2004. 92 puntos.
Pago Malarina semicrianza 2004. 89 puntos.
Caudalia blanco 2005. 85 puntos.
Pujanza 2004. 94 puntos.

Y dejo para el final el bombazo, con comparativa de precio incluida, y que me produce especial satisfacción, doble satisfacción. Primera como amante del vino por que confirma que no es necesario gastar mucho dinero para beber un gran vino y segunda por tenerlo dentro de los vinos que estoy empeñado en compartir y distribuir por Navarra.

Aurus´04. 100 puntos. 150€
L´Ermita´04. 100 puntos. 450€
Pujanza Norte´04. 100 puntos. 36€ (si, estáis leyendo bien)
Vega-Sicilia”Único”´96. 100 puntos. 110€
Viña el Pisón´04. 100 puntos. 155€

Que cada cual saque sus conclusiones. Yo lo tengo muy claro. Tan claro, tan claro, que apuesto por este tinto oscuro: Pujanza Norte.

2 comentarios:

Olga dijo...

Tan sólo comentarte que estuviste en la mente de unos cuantos cuando, días atrás, pudimos disfrutar en buena compañía de unas soberbias botellas de Pujanza (2002, creo recordar). Lástima que se nos acabaran tan pronto!

Olga

La Guarda de Navarra dijo...

Eso pronto lo arreglamos, vosotros buscad el momento que yo pongo el vino. ¡Si fueran todos los problemas así!
Todavía no tengo noticias, pero imagino que lo habréis pasado mejor que bien, veamos el sabado que nos depara el futuro.
Au revoir.