lunes, abril 23, 2007

Bodegas Gerardo Méndez S.L. Albariño Do Ferreiro y Ferreiro Cepas Vellas.



Apoyándome en un texto enviado desde la propia bodega, y en breves líneas, voy a definir el perfil de un extraordinario albariño.
Es un blanco de calidad, gestado en las tierras del valle del Salnés por cepas centenarias autenticas y por otras mas jóvenes fruto de la modernización de la viticultura.
Saber antiguo, elaboración pulcra y técnica elaborada se traducen en un vino de corte tradicional que muestra las mejores virtudes de la uva albariña.
Bodega con profundas raíces, pues la Casa Grande tiene documentados viñedos desde 1850, cautelosamente modernizada que sin perder la identidad consigue extraer al albariño toda su esencia y dotarle de alma propia.
La finca familiar otea en lejanía el mar de Arousa y la ría de Pontevedra. Sita en el corazón de Salnés, a pie de A Armenteira y su cenobio, la casa solariega acoge vivienda y bodega.
La calidad empieza en la viña cuidando vid y fruto para evitar tratamientos y encontrar el grado de madurez optimo para la vendimia. Durante la elaboración se apuesta por la maceración para aprovechar toda la autenticidad del albariño cuidadosamente seleccionado. En las botellas de esta bodega de predio predomina el gusto y la personalidad de su creador que atiende los frutos de cada pago haciéndolos fermentar por separado con el único control de la temperatura.
No hay madera, según Gerardo con ella se pierden aromas frutales y, en general, el vino pierde frescura. Si alguna vez la tiene que utilizar en el futuro serán tinos grandes para facilitar una microoxigenación que redondee el vino pero que no aporte los olores y sabores del roble.
Son vinos que se defienden por si solos, no necesitan madera.
La bodega tiene dos etiquetas:
Albariño Do Ferreiro, la marca original de la casa, procedente de viñedos entre cinco y doce años. Es un blanco de clásico y precioso color amarillo pajizo, fresco, floral, sabroso, elegante y muy persistente, características comunes a los dos vinos. Referencia de lo que es un albariño. Alrededor de 50.000 botellas de producción.
Ferreiro Cepas Vellas, guarda esta marca la esencia de las viejas cepas de la casa, en las que se permite que entre un diez y un quince por ciento de la uva alcance la botritis noble, recordando el aterciopelado del Sauternes pero conservando la tipicidad varietal de los blancos de Rías Baixas. Cosecha limitada a un máximo de 5.000 botellas.
Dos etiquetas “Do Ferreiro” con un común denominador: su raza y la fidelidad a la memoria desde la conveniente evolución.
La Guarda de Navarra recomienda estos vinos y desde este momento los pone a disposición, en exclusiva, de todo aquel que quiera conocerlos.
¡Excelente fichaje para un gran equipo!

3 comentarios:

Carlosgrm dijo...

Efectivamente Guarda, un grandisimo fichaje ya que es uno de los mejores albariños que se elaboran año tras año por estas tierras gallegas. Yo no tengo duda a la hora de pedir un albariño, es muy facil, cierro la carta de vinos y pido "Do Ferreiro".
Saludos y Salud
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Completamente de acuerdo, un gran vino.
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

Muchas gracias, ahora solo queda que opine lo mismo el publico navarro.
Saludos.