martes, julio 04, 2006

Gran Cata fin de fiestas










¡Que país! ¡Vaya manipulación de la información! ¡Que borreguismo!
Lees cualquier periódico, ves cualquier cadena de televisión o escuchas cualquier radio y acabas creyendo que se celebra un mundial en Alemania.
Pues no señores, LA MUNDIAL se celebró en Laguardia el pasado viernes 30 de junio, en la recta final de sus fiestas patronales. ¿Dónde si no?
El escenario, Bodegas Pujanza y para rematar, como tiempo extra o de prolongación, el restaurante Marixa.
Por las calles buen ambiente y una afición al vino y a la tierra que no necesita de “furia” para dejar constancia de su compromiso con la Rioja Alavesa.
A las 19.00h, después de escuchar los himnos nacionales y ante una mesa abarrotada, se descorcharon 10 botellas de vino tinto que, en dos tandas de 5, debían disputarse el honor de divertirnos en una calurosa tarde festiva. Se intentaba escribir, en un primer capitulo, una Oda a la Shiraz (o Syrah) y en un segundo, darnos un homenaje enológico.
Todo estaba preparado, cada uno de nosotros tenía delante cinco copas para poder deleitarse ante la seducción de aquellos representantes mundiales. Un papel y un bolígrafo para plasmar las maravillosas sensaciones que a cada uno nos producían. Aunque muchos utilizamos las fichas de cata de Andrés Proensa, participe del evento.
Y el vino se puso en juego.
Para empezar, un Valtosca 2005, con 14.5%, de la Propiedad Vitícola Casa Castillo, de Jumilla-España.
Le siguió, para mi gusto, la estrella de la tarde. Un Torbreck 2002, Runrig, con 14,5%, de Barossa Valley, de Australia.
Manejando el tempo, sin profundidad, un Clarendon Hills 2001, Turbo, de Clarendon, Australia, con 20,5%, encabezado con alcohol.
Para suavizar el paladar Canalizo 2001, de Bodegas Agapito Rico, con 14,5%, de Jumilla-España.
Y antes de que el arbitro señalase el final de la primera tanda, un Côte Rôtie 1994, Jean Paul-Jean Luc, del Valle del Rhone (Ródano), en Francia, con 13,5%.
En la segunda parte había que ir a por todas, a tenor del resultado tan incierto de antes del descanso.
Y lo intentamos. Para ello sacamos un equipo de gala, dejando las probatinas para otra ocasión.
Nada más sacar de centro, primer gol, por la escuadra. Un Saint Joseph 2002, E.Guigal, Vignes de L´Hospice, del Valle del Ródano, con 13%.
En la jugada siguiente, calidad, un Côte Rôtie 2002 Jean Michel Guerin, Les Grandes Places, con 13%. El único no 100% syrah, con 10% Viognier. También del Valle del Ródano, Francia.
Otro golazo, pase de rabona y remate de chilena, Le Pavillon Ermitage 2000, M.Chapoutier, con 14%, de Francia, Valle del Ródano.
El siguiente, sin entrar en juego, un Hermitage La Chapelle 1998, Paul Jaboulet Aine, con 13,5%, del Valle del Ródano, pero apuntando maneras de gran finura.
Y a punto de finalizar la contienda, raza australiana, un Penfolds Grange 1996, con 14%, uno de los Super Premiums de la bodega.
Terminó la cata reglamentaria y nos dirigimos al pueblo, para antes de cenar, fundirnos en la fiesta y enjuagar los oscurecidos dientes con alguna caña que, además, paliara los efectos de la temperatura ambiental.
Se decidió prolongar el partido durante unos instantes para así redondear la jornada.
En el restaurante Marixa, compartiendo mesa con su propietario, Asier, se sirvieron unos excelentes platos. Con ellos una serie de vinos, que fueron el revulsivo del encuentro.
Rompimos la defensa con un Puligny-Montrachet 2004, Louis Carillon et Fils, blanco de Borgoña, Francia. Chardonnay y Pinot Noir.
Seguimos la jugada con un Pesus 1999, Viña Sastre, de Bodegas Hnos.Sastre, Ribera del Duero-España. Buen remate. Tinto fino 100%.
Para continuar, un Barolo 1999, Gromis, da Gaja Barbaresco, del Piamonte italiano. Variedad Nebbiolo.
Buena jugada, que acaba en falta, con un Château Pichon de Longeville 1999, Contesse du Lalande, Grand Cru Classe de Pauillac, de Burdeos-Francia. Variedad Cabernet Sauvignon, Merlot y Petit Verdot.
También falta clara a un Almaviva 2001, Barón Philippe Rotschild, Concha y Toro, de Chile, región de Puente Alto. Variedad Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Merlot.
Golazo casi cuando se cumplía el tiempo, un Château Bel Air 2001, Dubois-Challon, premier Grand Cru Classe de Saint Emilion, Burdeos-Francia. Variedad Merlot y Cabernet Franc.
Y cuando ya no esperábamos un cambio en el resultado, el remate final, Pujanza Norte 2004 y Cisma 2004, de Bodegas y Viñedos Pujanza, de Carlos San Pedro de Laguardia, Rioja Alavesa-España.
Excelente resultado, campeones y el deseo de repetirlo el año próximo.
En el supuesto de que este año se hubiera celebrado un mundial de fútbol, de que se hubiera disputado en Alemania y de que nuestra selección hubiera sido eliminada en octavos, como casi siempre, me temo que tenemos razones suficientes para que nos hubiera importado un huevo. Pero solo en el supuesto.

5 comentarios:

jorge dijo...

La made de Dios, no había leido tanto vino junto ni en la Vinoteca de Txema. Que barbaridad......, doy por hecho que fue un dia inolvidable. Y yo con fiebre ......

La Guarda de Navarra dijo...

Fué un día para grabar, aun con todo, espero mejorarlo.

Anónimo dijo...

Here are some links that I believe will be interested

Anónimo dijo...

Hmm I love the idea behind this website, very unique.
»

Anónimo dijo...

Your website has a useful information for beginners like me.
»