miércoles, abril 26, 2006

Vino enlatado


Agradezco a Jorge el envío del artículo, origen de este comentario. Durante el fin de semana, con un grupo de amigos, ya comentamos la noticia, que puede convulsionar el mundo del vino, mientras regábamos con vino unas excelentes migas y unas morcillas de Burgos. Vino de momento embotellado, claro está, de la Rioja Alavesa, Vallobera crianza 2002, y blanco de Rueda, Fuente Elvira 2004, fermentado en barrica.
La noticia en cuestión es que en Japón ya se comercializa el vino en latas de 250 ml. Es un vino, como no, de procedencia australiana y el costo por lata es de aproximadamente 3 euros.
Comercialmente, es una gran noticia, pues se introduce el vino en el país del sol naciente, país ampliamente poblado, donde esta bebida es adquirida solamente por la clase alta. Al ser Japón un referente económico y cultural, no hay duda de que el mundo del vino se verá positivamente afectado.
Asia es un mercado emergente y es interesante que las bodegas sepan jugar sus cartas en mercados menos tradicionales que los del viejo mundo. Sepan innovar y adaptar el vino ante el progreso y las nuevas costumbres.
De momento se va a comercializar en restaurantes de comida rápida, donde accede todo tipo de público y donde pedir una botella de vino es contrario a la filosofía de esos lugares, donde lo interesante es comer pronto y barato.
La gente joven tendrá acceso a una bebida desconocida por un precio apto para sus bolsillos, con un envase moderno, fácilmente transportable y con una medida de volumen adecuado.
Los riesgos de rotura se minimizan, no hay que depender de un descorchador y el vino se podrá beber donde y cuando se quiera.
A nivel logístico las latas ocupan poco espacio en camiones y contenedores, se pueden mover con facilidad y la metereología no afectara su apariencia exterior.
La luz parece que tampoco perjudicara las características organolépticas del vino.
Pero no todo va a ser aspectos positivos.
El tetrabrik en su día encontró el rechazo de todo el mundo y ya se sabe la fama que arrastran los vinos que se envasan de esa manera. Con que tipo de personas se relaciona su consumo y que tipo de vinos se pueden encontrar.
Dicen sus creadores que el vino se mantendrá en buenas condiciones durante varios años. Habrá que ver cuanto tiempo y cual es el vino que se enlata. No creo que en esas latas se vayan a envasar vinos de calidad, pero todo se andará.
El vino pierde su glamour. Ver la botella, descorcharla siguiendo los pasos precisos, verter el vino en una copa carecerá de belleza y simbolismo.
¿Pero a quien no le gustaría tomarse un vino donde le apetezca con solo un clic?
Imaginaos que con menos costes de embotellado, encorchado, encapsulado y etiquetado me puedo comprar una lata de un gran vino por 30€ y disfrutarlo viendo una puesta de sol en los mas alto del Kilimanjaro.
Aunque se vea como una aberración, de momento, es una incógnita como va a ser acogida la noticia por el mercado que es, a fin de cuentas, quien dicta sentencia. Me resistiré a probar el sabor a lata, pero no descarto que en el futuro brindemos con vino enlatado. Todo sea por ayudar a disminuir los excedentes.

2 comentarios:

Olga dijo...

Uff! Lo veo complicado. Y no me refiero al mercado asiático, donde cosas bastante más raras hemos visto (sandías cuadradas para ahorrar espacios y costes de almacenamiento), sino a los lugares donde tradicionalmente se ha consumido vino siguiendo un ritual más o menos establecido. Por mucho que se logren conservar intactas las propiedades del vino en sí a pesar de su conservación en lata, cosa que me vais a permitir poner en duda, se perdería toda la magia que supone el descorchar, airear y verter el líquido elemento. No sé, quizás como ingrediente para calimotxo funcione ...

La Guarda de Navarra dijo...

Pues fijate. Hoy he estado indagando sobre el vino enlatado, y todo está mas avanzado de lo que creía.Latas de diseño, latas con un sello de polimero para impedir el contacto labio-lata, de desagradable sabor para la cata. Latitas de 180ml para animar al consumidor a tomar sorbitos,latas para mejorar transporte y que despues de beber se aplstan de un pisotón. Mejora en el mercado del reciclaje.Se piensa en el acceso a espectaculos deportivos, conciertos. Excursiones, embarcaciones, compañias aereas,...
Alguna bodega ya ha experimentado con diseño y ha obtenido resultados de ventas que antes con vidrio no tenía. Como ves todo un mundo y toda una incognita.