martes, septiembre 05, 2006

En agosto vacaciones y vino


Algunos vinos para no olvidar el mes de agosto.

Pola tinto crianza 2000. Obra del tiempo y la experiencia. Para compartir. ¡Vaya, vaya!
Pola tinto joven 2004. Asentado y todavía vivo. Esencia y origen.
Pola tinto joven 2005. Fruta y frescura de rioja alavesa.
Andalus Petit Verdot 2001. Hueco, vacío, olor aguas sucias. Suave en boca.
Beryna Monastrel 2004. Nariz potente, sedoso, matices muy interesantes.
Pujanza Norte 2001. Espectacular, en su momento optimo, redondo. ¡Ole!
Cisma 2004. Intensidad cromática y aromática. Pronto en el mercado.
Chateau Lafite Rothschild 2002 Pauillac. Elegancia, persistencia y finura. ¡Chapeau!
R. (erre punto) 2002. A pesar de la añada, afrutado e intenso.
Valserrano tinto reserva 1996. Balsámico, tánico, intensidad media.
Prado Enea 1985 tinto. Decadencia y recuerdos de alto linaje.
Viña Ayesa tinto joven 2003. Sin fruta, por la edad, y poco carácter.
Grandes Añadas 2000. Artadi. Apoteosis de elegancia y madurez. ¡Dios miooo!
Laukote 2004 tinto joven. Para olvidar. Le daremos otra oportunidad.
Pujanza 2003. Frescura estival en un tinto amable y aromático.
Pujanza 2001. Inmejorable. Vino para buscar y guardar. ¡Mamma mía!
Caudalia 2004. Blanco fermentado en barrica. Incomparable fragancia. ¡Oh my God!
Vallobera 2003 tinto crianza. En línea ascendente. Fino y agradable.
Vallobera joven 2005 tinto. Maceración ejemplar y afrutado.
Vallobera blanco 2005. Ideal, recomendable e intenso.
Condes de Albarei 2004 Albariño. Frescura, fruta y potencia aromática. Sorpresa.
Pagos de Valdeorcas 2004. Las Orcas. Confirmación fantástica. ¡Toma ya!
Pujanza 1999 mágnum. Matices del tiempo, interesante nariz y boca untuosa.
Valserrano 2004 blanco con barrica. Aromático. Especiado, fresco. Mejor no tan frío.
Bastarrica 2003. Para acompañar almuerzos y meriendas. Correcto, sin pretensiones.
Reserva Imperial de Cune 2000. Tostados, balsámicos. Rubí brillante de nariz intensa.
Guzmán Aldazabal Graciano 2005. Tremendo. Enorme en nariz, color y boca. ¡Cest Magnifique!
Decenio/Solar de Randez 2001. Buena nariz y fresco en boca. Persistente.
Decenio 2005 tinto cosecha. Agradable vino, ligero y vivaz.
Viñasperi tempranillo 2001. Buena nariz y suave en boca. Intensidad media.

Pago Guzmán Aldazabal rosado 2005. Increible. ¡de la Rioja Alavesa!

Hip, sea bienvenido el trabajo, hip, hip, y la rutina diaria, hip.

2 comentarios:

Paco dijo...

El Viñasperi Reserva lo descubrí gracias al blog:
www.elencuentrodelgourmet.com
Y puedo asegurar que se trata de un vino EXCELENTE. Uno de los majores de mi lista.

Altamente recomendable.

Anónimo dijo...

criticas los vinos sin tener NI PUTA IDEA listo que eres un listo