jueves, diciembre 30, 2010



FELIZ AÑO 2011

La Guarda de Navarra os desea lo mejor para este año entrante.

Que las uvas de la fotografía sean símbolo de paz y prosperidad, ya que no se pagan a su justo precio.

¡Costara pero superaremos lo que nos echen!

martes, diciembre 28, 2010

Vinos y amigos


Tras una instructiva tertulia de sobremesa, donde la enochaladura ha estado presente, he decidido comparar a los amigos con los vinos. Y no me refiero a clasificarlos como blancos, tintos y rosados. Aunque, bien mirado,…

Sin ánimo de crear cátedra, pues cada cual, espero, tenga su propia percepción, en la vida podemos encontrarnos con:

- Grandes vinos. Clásicos, con historia, con empaque. Perviven siempre, añada tras añada. Son un valor seguro, ocurra lo que ocurra.

- Vinos Guadiana. Aparecen y desaparecen. Unas añadas bien, otras mal. Botellas acorchadas o botellas extraordinarias. Impredecibles.

- Vinos recurso, vinos de consenso. Con pocas virtudes, pero resultones. Ideales para cualquier ocasión festiva.

- Vinos de culto. Su escasa disponibilidad, hace que cada instante se viva con intensidad. Siempre sorprendentes aportando sensaciones y recuerdos inolvidables.

- Vinos saturantes. Empalagosos, aburridos. Una copa es más que suficiente.

- Vinos estrellados. Se sienten los más premiados. Su diseño es fantástico. A veces tan perfectos que pueden pasar a la categoría de saturantes.

- Vinos defectuosos. Es bueno conocerlos para evitarlos. Son extraordinarios para catas didácticas. Ni para mezclar con coca-cola.

Sin duda, cada cual encontrará en su experiencia diaria la posibilidad de añadir “nuevos vinos”

La Guarda de Navarra propone aumentar este listado en el apartado de comentarios.

¡Seguro que aparecen nuevas denominaciones y hasta terruños!

Hoy martes, concursa y gana.


Hoy martes, durante todo el día, quiero poner a prueba las facultades mnemotécnicas de los visitantes de este humilde blog.

Ofrezco un porrón de euros, o mejor, un porrón lleno de euros, a aquel que encuentre la imagen que se repite en el video publicado ayer y titulado, “Resumen en imágenes del 2010”

El afortunado podrá disfrutar, además, de una botella de vino en un lugar paradisíaco que desvelaré durante el próximo eclipse lunar.

De todos los acertantes, echando mano de mi conocido programa digital, elegiré al acompañante de tan excitante, y original, aventura.

La Guarda de Navarra celebra con alegría esta festividad.

¡Hagan juego!

lunes, diciembre 27, 2010

Resumen en imágenes del 2010

La Guarda de Navarra comparte con sus amigos algunas de las imágenes que han marcado el año que termina.
La selección es mucho mayor, pero el tamaño del vídeo, a pesar de la buena música, puede hacerse infumable.
Espero que os guste.
(altavoces a tope)


video

jueves, diciembre 23, 2010

Feliz Navidad, amigos.



La Guarda de Navarra os desea una Feliz Navidad y un Prospero año Nuevo.
Que el vino inunde nuestras vidas y las colme de felicidad y amor.
Y si no, nos lo beberemos.

viernes, diciembre 10, 2010

Un placer trabajar


Hoy he tenido una mañana sembrada.
Y no lo digo por la cantidad de excrementos de perros y escupitajos, con cuerpo y bien estructurados, que cubrían el suelo del casco viejo pamplonés.
A todos estos cerdos metía yo a la cárcel y no a quien se toma tres vinos y debe soplar por orden de la autoridad competente.
¡Pim, pam, toma lacasitos!
Digo sembrada, por el puñado de buenos momentos, momenticos gloriosos, que he pasado dedicando mi tiempo a charlar vendiendo vino.
Me lo he pasado bomba. No quería que acabase la jornada, os digo bastante.
Durante varias visitas me ha perseguido el espíritu de David Delfín y su Perfume de Sonsierra. Creo que gracias a no gustarme a mi, gusta más a la gente. Paradojas de la vida. Me pasa como a la Bimba Bosé que no se a quien gusta más ahora a ellos o a ellas.
“¿Beber eso es como un orgasmo sin pareja?”, ha sido la réplica por hablar de Château d’Yquem con gente simpática.
“Si es que los vinos a partir de 40€ ya son todos iguales, o ¿tu notas la diferencia?”
Me quedo sin palabras. Atónito.
Hay quien se siente omnipotente. “No existo hasta el día 22”. Tal vez sea por exceso de trabajo, estrés. Lo dudo, quizás piense que la lotería le va a volver persona.
Lo mejor ha llegado con la doñita de siempre.
“Si vienes con vinos nuevos, no quiero nada”
Espero que la merluza, el pollo, los hongos y el solomillo no sean de la primera glaciación. Con esa filosofía vital la clientela no tardará en castigarla, y me consta que ya lo esta haciendo.
Además de divertirte, siempre te encuentras personas con las que es un gusto hablar. Gente de carácter diferente al tuyo y con un punto en común: el vino.
Los Pisarres, Pujanza, Mestizaje, Menade, Cillar de Silos, Ferratus, Do Ferreiro, Louro do Bolo,…gozan de fieles seguidores que terminan por alegrarme la jornada.
¡El lunes os sirvo el pedido!
La Guarda de Navarra
pide, con fervor, que nadie pierda su identidad.
Cada día es inolvidable.
¡Un lujo de trabajo!

miércoles, diciembre 08, 2010

Aprendiendo de los demás.


Hoy he leído un post muy interesante, que no me importaría dedicar a Pamplona, después de analizarlo profundamente.

http://sibaritastur.blogspot.com/2010/11/vinaterias-en-oviedo-dos-visiones-de.html
Aquí, en la capital Navarra, un jurado ya valora, por ejemplo, en la semana de la cazuelica, el buen, el optimo, servicio del vino.
Dicen que con resultados esperanzadores.
La duda que me surge después de leer ese artículo, es si esa actitud es anual o sólo se reduce a esa semana, o al tiempo dedicado a cualquier estudio o valoración.
Conociendo mi dedicación, mi profesión, se que no resultaría beneficioso para el negocio, pero ¡que diablos!, si los que me compran ya cuidan el vino.
Del resto se pueden hacer varios grupos: los reconducibles y los imposibles.
Los primeros, tras ardua labor, pueden llegar a entender, como dice Sibaritastur que quien vende vino, (o café, o queso, o telas…) debe hacerlo con conocimiento:
“¿Ustedes que harían ante el hipotético caso de que fueran a una tienda y no supieran el nombre de la fruta que se vende, o que la carne estuviera fuera de la nevera o que el pescadero no supiera como preparar y abrir un pescado?”
De los segundos puedo decir que solamente un milagro lograría una leve mejoría.
Estos deben ser nuestro caballo de batalla.
Si queremos que el vino llegue a cotas de consumo, digamos, normales debemos empezar desde cero y “los imposibles” son el comienzo.
Y volviendo a hablar de expertos, o jetas, el estudio se debe realizar exclusivamente desde el punto de vista del consumidor.
Nada de búsqueda de chateaus, pagos o terroirs.
Como diría un amigo mío excelente catador, con que el vino servido, en buenas condiciones de temperatura y en una copa adecuada, no tenga defecto, esté limpio y tenga un buen equilibrio gustativo, podremos valorar los conocimientos y el buen hacer de la vinatería, como le llaman los amigos asturianos del artículo.
Y partiendo de ahí, adelanto que lo vamos a tener difícil.
La Guarda de Navarra, en cuanto el tiempo y la autoridad lo permitan, comenzará esta valoración, tal vez no pública, de algunos de los locales de vinos de nuestra ciudad.
¡Ave, Caesar, morituri te salutant!

domingo, diciembre 05, 2010

¡Al loro!


Cada día que pasa me pregunto si he acertado en la profesión.

Tal vez sería mejor ejercer de buscavidas y dedicarme a realizar trabajos para los que no estoy preparado.

Esta visto que solo hay que echarle morro, aparentar ciertos conocimientos y vivir la vida.

Nadie pide justificación alguna de la profesionalidad. Sólo se pide imagen, aunque sea falsa, y una legión de ignorantes seguidores.

En esto del vino, donde todos los días es importante la lectura, el aprendizaje y el entreno, están apareciendo ciertos trepas, ¡que ole sus huevos!,embaucan a la población con su palabrería falsa y poco fundamentada, causando revuelo y fascinación, y sembrando dudas sobre la legitimidad de una preparación concienzuda y bien dirigida..

¿Para que saber de vino? ¿Para que conocer la gastronomía de nuestra tierra? Nadie discute sobre esa experiencia salvo que, verdaderamente, seas bueno y causes sombra sobre la reputación inventada de los ídolos de barro.

La envidia pone en entredicho a los sobradamente preparados, a los mediocres se les ensalza pues no son imprescindibles.

Todos sabemos que Dios pone, al final, a cada uno en su sitio. Si, pero mientras nosotros nos dedicamos a trabajar, ellos dibujan su vida y emborronan la nuestra usando una tinta de difícil borrado.

Hay quienes se auto proclaman lo que no son. Hay quienes no son nada pero la plebe los cataloga de lo que no son. Los hay quienes ejercen de lo que se les pide, estos no tienen culpa.

Hay expertos de pacotilla, papagayos de discursos repetitivos.

Pobres de espíritu, ricos en deseos de notoriedad, acomplejados de anteriores vidas, enfermos psicóticos que buscan un falso reconocimiento social.

Todos ellos, en la actualidad, gozan de unos privilegios de los que jamas debieran haber gozado.

Todos ellos se están aprovechando de circunstancias sociales que otros con más méritos, y mejor preparados, deberían estar disfrutando.

Parece que no se puede cambiar lo que una mayoría ha elegido aunque esa mayoría sea ignorante.

La Guarda de Navarra aconseja seleccionar bien los modelos a seguir y desechar esos falsos mesías que solo pretenden lucrarse a nuestra costa.

Aprendamos cada día como si fuésemos a vivir siempre y arrinconemos a esos inútiles que acabarán dando problemas.

La historia se repite.