lunes, febrero 16, 2009

Psicología en vez de Justicia


Con el cadáver de Marta del Castillo todavía flotando en el río Guadalquivir, o donde quiera que esté, no se les ocurre a las cabezas pensantes de este país nada más que enviar unos psicólogos al colegio para que ayuden a los compañeros a superar su asesinato.
¡Si eso esta tiraó!
No hay nada más que ver las parrillas de los programas de TV con sus presentadores salidos de realitys. Comprobar los violentos videojuegos que manejan con destreza y sin compasión. Confirmar que la justicia española se encuentra de cacería y la Ley del Menor permite este tipo de bromitas macabras que se olvidan después de unos años de vacaciones con los gastos pagados. Analizar el modelo educativo tan chachi que nos viene encima, donde todo se consiente no vaya a cabrearse el muchachito de turno, o su padre, y manden al profe a urgencias con algún hueso roto. Y a Dios gracias.
Total, ¿Qué puede pasar por matar a alguien?
Con palabras de los carnívoros rosas, hay que hacer justicia ante hechos de semejante gravedad. Como si hubiera muertes más o menos graves.
La violencia terrorista, la de género, la que se lleva por delante la vida de quien defiende su negocio. Cualquiera de las violencias que coexisten en nuestra sociedad incívica, flexible e indulgente. Todas debieran acabar con sus autores podridos, literalmente, en la cárcel o en algún lugar donde la luz fuera el bien mas preciado. Sin entrar en el fantástico refranero español que tiene más lógica que el código penal, bastante blandito, por cierto, cuando interesa.
La Guarda de Navarra se solidariza con aquellos a quienes seres indeseables arrebatan la vida de un ser querido y espera el desprecio de toda la sociedad para aquellos que asesinan y para sus cómplices.
Hoy no hay vino, y sí mucho agua entre Sevilla y el mar. Demasiada.

2 comentarios:

Carlos S dijo...

Bonito Post. Totalmente de acuerdo, algo importante falla en nuestra sociedad amigos. Un saludo y mis condolencias a todas las familias que citas, las cuales ven truncadas sus vidas para siempre. Por cierto, lo que comentabas en el anterior tema de la jornada de puetas abiertas en Lapuebla, lástima no haber estado cerca para poder disfrutar del pueblo, sus bodegas y sus gentes...encantadoras.

Carlos S

La Guarda de Navarra dijo...

Gracias Carlos S.
Veo que conoces Lapuebla.
Cierto, es una pena no haber estado por allí el fin de semana para seguir conociendo y aprendiendo. Por que aún nos queda un mundo.