lunes, abril 07, 2008

Beryna 2006

La espera ha merecido la pena. Acabo de probar el recién llegado Beryna 2006.
Si ya las dos añadas anteriores me habían convencido y sorprendido gratamente, este confirma mis expectativas y todas las esperanzas depositadas en la bodega Bernabé Navarro.
Este Monastrell, y otras variedades que no se especifican, de la D.O. Alicante, de Villena exactamente, ha conseguido animarme para enfrentarme a la difícil, pero gratificante, empresa de compartirlo en Navarra.
Se nota la mano de Joaquín Gálvez para elaborar un vino que gustará a todo el que lo pruebe. Y si no al tiempo.
Beryna 2006.
Presenta en la etiqueta 14.5% y pasa una crianza en madera francesa de entre 13 y 14 meses.
A la vista se muestra como un cereza apicotado intenso con ribete granatoso y lágrima densa.
Nariz sugerente y aromática descubriéndose un perfecto equilibrio entre frescura y dulzura. Hay fruta roja, y negra, con buena madurez. Las notas aportadas por la barrica están perfectamente integradas. Recuerdos a regaliz y fondo balsámico. Hay armonía.
La boca es golosa, de ataque dulce, paso amable con amplitud y final levemente amargo. Los taninos dulces contribuyen a su excelente y simpático carácter. Retrogusto a fruta madura, mermelada, y a maderas finas en perfecta combinación. Pese a su juventud me animo a hablar de redondez. Es cálido y largo.
La Guarda de Navarra recomienda este vino y asegura que es uno de los vinos para aconsejar sin la posibilidad de fallar. Fácil de entender y de beber.
¡Y seguro que mejora! Extraordinario.

5 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Estaba yo pensando si arriesgarme a ir por algunas cajitas de Beryna 2006 antes de catarlo, pero ahora tras leer lo que has publicado no caben dudas.

Al ataqueeeeeeeeeeeeee!!!!!


Un saludo

Carlos Rodriguez dijo...

Amigo Guarda yo con las 2 añadas anteriores he pasado del amor incondicional a amor sin mas. Me explico, al principio hablé muy bien de él, pero según pasa el tiempo y abro botellas hace que baje un peldaño del pedestal en que lo encubre. Creo que las añadas anteriores evolucionan, no digo mal, pero si que el paso del tiempo le resta cualidades y muchas.
Que opinas??
Saludos
Carlos

La Guarda de Navarra dijo...

No conozco la evolución de los vinos. Probé la 2004 y me activó la alerta. Además me dieron buenas referencias, sobre todo de su enólogo. Volví a cruzarme con él en la añada 2005. Lo probé en buena compañia y dedujimos que había un salto en calidad y armonía con respecto a la anterior. Y ahora en la 2006, según mi opinión, lo encuentro mas redondo y mas equilibrado.
De todas formas considero al Beryna uno de los vinos en los que se puede confiar sin temor a darte ningún sobresalto.
Si hablamos de amor o pasión, entonces debemos dar un paso y citarnos con el Beryna Selección.
Hace unas fechas acompañamos una cena en Toledo con el 2004 y aconsejo una charla amistosa con él.
Pero siempre bajo mi punto de vista.
Saludos, Carlos.

La Guarda de Navarra dijo...

Adictos, te aconsejo probarlo. Luego tomarás las decisiones oportunas.
Ya nos contarás en tu estupendo blog que te parece.
Saludos.

josemanuel dijo...

Hola a todos.Tras haber leido vuestros mensajes querría comentar que os habeis dejado un pequeño detalle.He probado muchos vinos pero cuando caté el Beryna la explosión de sensaciones era extraordinaria y lo que me dejaba también fuera de contexto era como se podía hacer un vino taaaaaaaannn bueno al PRECIO QUE NOS LO VENDEN. y ahí mi enfasis con el precio, porque creo que calidad precio el BERYNA es insuperable.Gracias y un saludo.