jueves, marzo 27, 2008

Jovenes 2007 en Cella Vinarium



El viernes y el sábado en Cella Vinarium se organizó una feria de vinos jóvenes, los 2007, que demostró gozar de una muy buena salud enológica y cuyos vinos representados contaron con la aprobación del público asistente.
Fueron 24 las referencias elegidas, después de desechar el representante de Ribera del Duero que demostró tener una nariz tan fea y peculiar como la del Barden.
Bajo mi humilde opinión, así se comportaron cada uno de los jóvenes vinos.
Vallobera Blanco Viura 2007. Muy varietal. Excelente ejemplo de una variedad no excesivamente aromática pero que quien la entiende extrae de ella notas deliciosas. Matices anisados, de hinojo, sobre un fondo de fruta blanca y levemente cítrica. Sabroso, con volumen. Sólo para quienes saben que hay vida al otro lado del Chardonnay.
Ágora Lágrima 2007. Airén y verdejo de Valdepeñas. Una sorpresa para los sentidos. Nada que ver entre nariz y boca. Serio en la primera y divertido en la segunda. Fresco frente a dulce. Aromático, vivaz y equilibrado. Para compartir.
Palacio de Menade verdejo 2007. Llegado de Rueda empieza a crear adictos y a convencer a quienes de esa denominación solo conocen dos marcas. Muy del tipo de la variedad pero con la diferencia de la alegría, la frescura y la no empalagosidad. Nada perfumado lo que invita a repetir el trago. Hermano pequeño del laureado V3.
Palacio de Menade Sauvignon Blanc 2007. También de Rueda y hermano pequeño del Saxum. Más tropical pero con frescura y una elegancia bien definida. Explosivo en nariz y amplio en boca.
Castillo de Monjardín Chardonnay 2007. Frescura y dulzura en armonía. Notas cítricas y de manzana verde. Paso ligero, vivo y alegre.
Inurrieta Orchidea 2007. Al fin, en la etiqueta, elaborado con Sauvignon Blanc. Excelente nariz tropical en una boca amable y limpia. Esplendido por dar tanto por tan poco.
Care Chardonnay 2007. El más solicitado de los chardonnays. Elegante y complejo en nariz y muy sápido y carnoso en boca. Fruta muy sana, limpia, y un toque especiado cautivador. Se acabaron todas las existencias de la tienda.
Fortius Chardonnay 2007. Maduro, en exceso, donde los matices tropicales y la manzana amplifican su dulzura. Anisados. Nariz intensa, boca golosa.
Do Ferreiro 2007. Embotelladas dos docenas de botellas para el evento demostró todo su potencial sin estar en sus mejores condiciones. Deliciosamente aromático, fresco e intenso. La fruta muestra toda su pureza junto con matices florales. Muy expresivo con un largura para regalar. Sin duda es el albariño, con mayusculas. Esta semana llega a Navarra.
Valdelares Rosado 2007. Tempranillo, Cabernet y Merlot. Sorprende su nariz franca y su boca golosa. Sin hacer ruido fue reconocido por los paladares bien entrenados.
Urabain Rosado 2007. Elaborado con Merlot se muestra fresco y amplio en boca. Notas amargas, dulces y acidas. Carácter propio.
Inurrieta Mediodía 2007. Glicérico. Basta con fijarse en su caída en la copa. Nariz plena de frutas rojas. Boca untuosa, algo pesada. Muy atractivo a la vista.
Emergente Rosado 2007. Garnacha y Cabernet. Curiosa, e incomprensible, evolución prematura en el color y en sus aromas. Boca en la misma línea.
Castillo de Monjardín Rosado 2007. Fresco y elegante. Amable en boca. Notas de hierbas aromáticas y especias.
Care Rosado 2007. Tempranillo y Cabernet. Como su hermano blanco, presenta similar comportamiento. Glicérico, carnoso y sabroso. Color intenso, irresistible.
Pago del Vicario Petit Verdot 2007. Nariz golosa y boca equilibrada. Fresco y divertido. Lo recordaba más intenso en mis anteriores reuniones, más gominolo y floral. Es la grandeza de las diferentes añadas.
Beaujolais Bouchard Ainé&Fils 2007. Variedad Gamay. Muchas chucherías en nariz pero en boca excesivamente insulso, plano, aburrido, vacío. Produce tristeza comprobar lo dicharachero que es en aromas y lo aburrido en sabores.
Quaderna Vía 2007. Maceración carbónica. Tempranillo. Notas varietales a regaliz, ciruelas y algún frutillo rojo. Amable y gustoso en boca.
Vallobera Tinto 2007. Otro maceración. Para mi es el sabor a vino. Sin chuches, ni aromas tropicales. Elaborado con tempranillo se muestra agradable y sabroso en boca. Fresco al paladar no resulta nada empalagoso. Elegante apunte de carbónico.
Primero de Fariña 2007. Tinta de Toro. Catado hace dos meses, lo recordaba más penetrante. En nariz atractivo, amable en boca. Pulido, sedoso. Perdiendo frescura.
Erre Punto 2007. El nuevo estilo de maceración. Campeón de campeones. Chucherías, notas tropicales, plátano, piña y yo que se más. Rotundo en sus afirmaciones. Intenso en nariz, amplio y goloso en boca. Y largo no, largísimo. Pleno de aromas y sabores.
Urabain tinto 2007. Cabernet y Tempranillo. Fruta sobre un fondo de pimiento. Boca gustosa y largura notable.
De 2 2007. Mencia del Bierzo. Embotellado y etiquetado para el evento. Recién llegado por transporte urgente. Delicioso en aromas y potente en intensidad, aun sabiendo que una semana de reposo calmará toda su fogosidad. Mencía amable con gran carga frutal.
Canforrales Clásico 2007. Tempranillo. Desde La Mancha con amor. El superespléndido. Nariz atractiva e intensa. Boca amable, redonda, sabrosa y amplia. Nadie quedo impasible ante tal fenómeno.
Hemar 2007. Tempranillo. Le damos unas semanas de vacaciones para que se recupere del estrés del embotellado. Sin opinión hasta próxima cita.
Bonita reunión con el objetivo cumplido.
La Guarda de Navarra recomienda este tipo de eventos para poder ampliar la memoria enológica y para encontrar nuevos candidatos a una posible compra.
¡Veinticuatro vinos, uno para cada hora del día!




3 comentarios:

J. Gómez Pallarès dijo...

Estupenda crónica y mejor guía para futuros compradores!
Gracias!
Joan

adam brown dijo...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

La Guarda de Navarra dijo...

De nada, Joan.
Es un placer compartir experiencias.
Saludos.