domingo, septiembre 20, 2009

Los blogs de vino, otra vez, en tela de juicio


Barcelona 5 – Atlético de Madrid 2. ¡Fabuloso encuentro!
Relajado, comienzo a leer Sibaritas, “la revista del vino y otros placeres” (¿A cuales se referirá?).
Primero me enfrento al editorial de Peñín.
Se le conoce por Navarra como Peñazo, después de la conferencia que dio en el Baluarte,(pincha encima) invitado por los enólogos de esta tierra, y que tuvo la mala educación de no prepararse. Claro, como es un gurú que cobra por hablar sin decir nada y nosotros, idiotas, le escuchamos…
Se aprovechó de nuestra buena voluntad, de nuestra buena educación, de nuestro respeto hacía alguien que ha hecho mucho por el vino español (ahora el vino español se lo está agradeciendo con creces) y de nuestra paciencia. Yo, y muchos, a día de hoy no le hubiésemos permitido semejante tropelía. ¡Vaya chasco!
Leo el artículo dedicado a Alexandre Gabriel y, luego, el reportaje dedicado al Syrah nacional. Por cierto, en el que hecho de menos el Sh de García Burgos y el Alzania 21 del 10, ambos navarros.
Quiero pensar que Federico Oldenburg, autor de la clasificación publicada no los conoce o igual los bodegueros se están cansando de enviar muestras a estómagos agradecidos que no valoran solamente el vino, ¿verdad?
Amiguismos, comidas y cenas pagadas, noches de hotel gratis, puertas de bodegas abiertas de par en par. En resumen, alfombras rojas que sumen puntos en la próxima guía o revista “especializada”.
Se me nota enfadado, ahora veréis por qué.
Espacio Crítico. Espacio de la revista reservado a Víctor de la Serna.
Otro que pasó por Baluarte con más pena que gloria. Al menos tuvo tiempo, si vino en tren, de prepararse alguno de los puntos con los que balbuceó ante el auditorio.
Está grabado en la página de Reyno Gourmet Televisión, no lo invento, aunque yo lo tuve que sufrir en directo. (pincha en el enlace)
Fui con ilusión pues su trayectoria y sus colaboraciones en la radio, Cadena COPE, me resultaban entrañables, por su edad, y gratificantes, por sus conocimientos.
Bueno, sigo.
Con avidez leo el texto espoleado por el título, “Malditos críticos”.
En el primer párrafo se pregunta “¿Cómo debe ser la crítica de vinos? ¿Debe incluso existir una crítica de vinos “tradicional”, ahora que cualquier aficionado del mundo puede crear un blog y exponer sus opiniones báquicas al resto de la humanidad en tiempo real y a coste cero? ¿Cuál es la ética de la crítica del vino? “
Se me enciende la luz de alarma.
Pienso, aquí viene otro intocable molesto con quienes libremente y sin cobrar opinamos de lo que queramos.
No tengo que rendir cuentas a nadie, aunque no me importaría ganar lo mismo que quien tiene hueco en una publicación por hacer lo que me gusta. Algo ayudaría a la economía familiar y mi asesora de imagen se vería recompensada por su aguante.
Continúo con la lectura.
Un extenso párrafo central, en varias fases embrollado, me deja perplejo pues no se, a veces, si esta contando un sucedido, atacando a alguien o defendiendo algo.
El remate final es glorioso. Incluso el editor lo destaca al margen con mayúsculas.
“La inmensa retahíla de blogs no puede sustituir a la crítica profesional y competente como ayuda al consumidor”
Además, y estoy de acuerdo, considera necesaria la critica profesional y competente, y vuelve a liarse, antes de terminar, autoproclamándose partidario de la cata a ciegas, sabiendo que es un asunto opinable. Me apoyo en sus palabras.
Y yo ahora me pregunto y le pregunto a Víctor de la Serna,
¿Por qué la retahíla de blogs, que parecen hacerles perder el monopolio de la verdad a los de su gremio, no puede ayudar al consumidor?
No queremos sustituirles, por cierto muchos de ustedes escriben en blogs, solo queremos opinar. Creo que se llama libertad de expresión y libertad de opinión.
Me consta que hay personas que confían en nuestras catas y no en las de críticos mediatizados. Perdón, quería decir mediáticos.
Hay quien compra guías, como yo, para informarse de gustos y tendencias, sabiendo de qué pie cojean. Otros no las quieren ni ver en pintura porque dudan del cojeo y de la dudosa y extraña presencia de vinos “sobrepuntuados” que no valen un pimiento aunque lleven Cabernet.
¿Qué significa para usted el término critica profesional? Y, lo que más gracia me hace, ¿crítica competente?
Deseo que no nos esté tildando de incompetentes y que se refiera sólo a competencia en sentido estricto. Algo que tampoco queremos ser.
Queremos ser un vehiculo de comunicación distinto al ya existente. Al menos gratuito, aunque Internet en nuestro país siga siendo muy caro.
Gracias a nuestras opiniones vinos como el suyo, de usted, se conocen en provincias pequeñas donde su capacidad de distribución es nula.
Nosotros, amantes del vino y su cultura, influimos en las tendencias de compra aunque no lo crea, pues levantamos la liebre donde ustedes se levantan una pasta.
Gracias a los blogs nos reunimos virtualmente muchos aficionados y catamos “juntos” a pesar de la distancia.
Tendría que agradecer a blogs conocidísimos que gracias a ellos el mundo del vino se transmite con celeridad por todo el universo enológico.
Y sobre todo somos un vehiculo de unión, un nexo común entre personas de diferentes pueblos, de diferentes tendencias políticas, de ámbitos laborales distintos, que se ponen delante de una botella de vino, desmenuzan su etiqueta, se informan de quien y como elabora, y disfrutan con el vino compartiendo sus sensaciones con los demás sin otro quehacer que contarlo.
Y esa botella, la mayoría de las veces, la hemos pagado. Y hemos visitado bodegas y hemos viajado costeándonos el viaje. Y hemos conocido gente que nos ha tratado como personas y nos quiere como somos y no por como les puntuamos o que decimos de ellos.
Compramos el vino, y no nos vendemos, o no nos compran, somos así de pulcros y de sanos.
Para colmo les damos oportunidades a vinos y a bodegas que jamás tendrán la notoriedad efímera que ustedes producen.
Para terminar, y sin consultarlo con ninguno de mis blogs amigos, me atrevo a retarles a usted y a todo el elenco de catadores reputados de la revista Sibaritas, y de otras, a una cata ciega donde comprobaríamos su competencia, su profesionalidad y su libertad de crítica.
Apuesto a que, sin ver las etiquetas, muchos de los vinos estrella de cualquiera de las guías nacionales e internacionales no pasan de mediocres.
Es una experiencia que me apetece y que generaría salud dentro del confuso, idealizado y poco entendido mundo del vino.
¡SE ANIMAN O TEMEN PERDER SU ESCASA CREDIBILIDAD!
Espero respuesta. En el titulo de esta, su casa, tienen mi dirección de correo electrónico.
Tal vez prefieran que lancemos un guante público y pongamos lugar, fecha y hora para el acontecimiento. Será divertido.
¡Con luz y taquígrafos!

Podemos coexistir, solo tienen que respetarnos, se lo agradeceriamos.

53 comentarios:

El Gaitero del Cabo La Muerte dijo...

Ahí le duele, yo soy un pobre consumidor de vino y cuando quiero opinión de vino miro las opiniones primero de los blogs, mas de una vez he bebido puxarra por hacerle caso a un "Crítico a sueldo", antes prefiero equivocarme solo y con mi dinero; como ya dije alguna vez, yo no puntúo, lo bebo y punto, luego digo lo que me apetece, no te jode.
Un abrazo desde El Cabo la Muerte.

José Luis Giménez dijo...

LGN, yo sí quiero sustituirles. Todo lo que sea correr a gorrazos a pesebristas y ganapanes me parece bien.

Saludos,

Jose

manuel dijo...

HOmbre, LG, excelente reflexión...

El problema con estos "críticos" profesionales es que creen en una interacción social de cura diciendo misa, o sea, reunir a la gente para dictarles lo que son y han de hacer. Y los feligreses ahí, calladitos, honrando las verdades que vienen del Cielo (TM).

La blogosfera les aterra, pues es un medio inmediato, gratuito y, por necesidad, bastante anárquico. Vamos, como una reunión de amiguetes en la que las cosas ocurren alegremente, bajo unos lineamientos transformables y sin nadie estableciendo posiciones de poder sobre nadie.

Cositas que se me ocurren...

M.

Smiorgan dijo...

Personas dando su opinión sobre vinos que han probado, con toda su carga de gusto personal. Personas recomendando vinos a otras personas sin más interés que el de compartir una agradable experiencia. Personas diciendo que tal o cual vino no les ha gustado, a pesar de lo que digan cien guías o los miles de puntos que Parker le haya dado.
Todo eso puede ser peligroso para quienes elaboran guías "serias", recomiendan vinos y bodegas, encumbran o hunden vinos, y ganan dinero con ello.
Saludos.

Adictos a la Lujuria dijo...

Eso te pasa por comprar y encima leer la revista.

Guarda, estamos en la buena línea, parece ser que ya somos algo más que unos "enochalados" pese a que tengamos que sufrir andanadas de descalificaciones de vez en cuando, ya sabemos todos de que son capaces los medios para deslegitimizar al adversario.

* Ya queda menos para aupar las cinco copas, aunque viendo las noticias de hoy ...??!!!!, parecía más importante el entrenamiento del Madrid o el partido perdido del Atlético de Madrid que al triunfo en un mal parido del Barça.

Un saludo y más buen vino.

La Guarda de Navarra dijo...

Gaitero,eso es lo que debemos hacer, beber.
Otra pregunta que se me ocurre es ¿como son capacez esos críticos profesionales de catar y puntuar 800 vinos diarios o todos los vinos de una denominación?
Otros al menos, me consta, se organizan en catas diarias, en distintas tandas para poder tener los sentidos en condiciones.
Desgraciadamente muchas bodegas dependen de sus puntos para la venta o no de sus vinos. Yo les exigiría mas rigor y disciplina.
Saludos

La Guarda de Navarra dijo...

José luís, yo prefiero la coexistencia pacífica aunque un escarmiento público en forma de cura de humildad les venía bien de vez en cuando.
La revista Sibaritas venía sembrada este mes.
En otro artículo, Marie-Louse Banyols protesta amargamente por que sus amigos la examinan cada vez que quedan con ella y le llevan vinos que ella preferiría disfrutar y no analizar.
Entiendo su malestar, pero seguro que cuando le interrogan por la procedencia de un vino o su variedad y acierta su ego crece hasta ocupar toda la estancia. Pero, como parece, los errores son frecuentes, pasa por ir de experta/o, las pataletas que se debe cojer son de escándalo.
Pocas veces se puede opinar de un vino con certeza.
Dios me libre.
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

Gracias Manuel.
Los críticos conocen que su público es fiel y se aprovechan hasta conseguir un retiro dorado.
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

"Semos peligrosos" eso parece. Pero no queremos serlo, es la opinión de los que tienen miedo a perder el sillón confortable de la vida.
Nuestra existencia les incomoda pero no entiendo por qué.
Si, además, fuimos los primeros en comprar sus publicaciones. Somos buenos aficionados que hemos entendido y visto la realidad y nonos gusta.
Que cambien ellos.
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

Hola Adictos.
No creo que sea así pero nos defenderemos con uñas y dientes si nos sentimos acorralados.
Conocemos a bloggers que ahora publican en medios escritos. Conocemos críticos que ahora son bloggers, ellos sabrán por qué.
Abogo por el entendimiento y la comprensión.
El buen talante, el verdadero, no el de ZP, tiene que imperar para sacar al vino del pozo donde lo han metido.
¡Hay que beber más vino!

Tierra dijo...

Comparto totalmente lo que has escrito, yo personalmente a esta gente aprovechada no la puedo ni ver y jamás sigo sus recomendaciones. Por cierto estuve apunto de ir a las charlas en el Baluarte, pero me arrepentí.Todos los artículos que escriben están dirigidos. Muchos vinos que ellos puntúan alto me han decepcionado. Es normal que tengan miedo e intenten desprestigiar a los blogers en ello les va la pasta.

Tierra dijo...

Por cierto me encantaría una cata a ciegas sus puntuaciones iban a variar demasiado.

J. Gómez Pallarès dijo...

Buenas, La Guarda, siento reaccionar tarde pero es que llevo ya bastantes días de viaje y no tengo momentos de calma para leer mis blogs de referencoa. Revistas de referencia, ya no tengo, tampoco guías, y con esto lo digo todo. En estos días pasados en la Rioja, alguna persona MUY bien informada, cuyo nombre no diré, me detalló los procedimientos por los cuales Peñín y sus secuaces (es decir, quienes le siguen y trabajan para él) chantajean a las bodegas a las que no asesoran.
Algún periodista de los de verdad (no estos que escriben en la revista que has leído: y conste que no necesito que me muestren título alguno) tendría que destapar esta barril de mierda y el escándalo que saldría sería del estilo del protagonizado por Jay Miller.
Han perdido todo el crédito al mezclar intereses personales de sus empresas con los objetivos quie tiene que perseguir quien evalúa vinos para que los demás tengan alguna orientación: preparación, transparencia, honestidad y no conocer a quien les paga a la hora de catar y puntuar sus vinos.
Buen apunte, LGN!
Joan

J. Gómez Pallarès dijo...

Y 12+1, vamos, que pasamos al 14!

Luismix dijo...

!Muy bien Guardia¡.

Me temo que tendrás que esperar sentado porque el guante se va aquedar en el suelo, ¿como van a rebajarse de esa manera?.

Como indica Manuel, la blogosfera les aterra, no se puede controlar, adaptar, manipular, orientar.

Que lo sigan pasando mal :-).

Saludos.

LuisMi

Smiorgan dijo...

Sr. J. Gómez Pallarès, estando yo hace poco en una presentación de unos albariños, el delegado comercial nos dijo que Peñín les había propuesto hacer un artículo sobre sus vinos...previo pago de 15000 euros por página.
En fin.
Saludos.

José Luis Giménez dijo...

LGN, pacífico soy, que la boina tampoco es un arma muy tremenda ;))))
Pero entre el falseo absoluto de la miriada que hay disponible y de la que no se habla en esos medios tan profesionales, ya que al final siempre salen los mismos; y el enjuicimiento carpetovetónico a todo blog... pues se me hincha un pelín la vena.
El establo en el que han convertido esto del vino huele bastante mal y ya va siendo hora de abrir las ventanas, que se airée y desaparezca todo ese aire viciado.

Saludos,

Jose

Carlos Rodriguez dijo...

Creo que todo está dicho, amigo Guarda, en tu post y en los anteriores comentarios. Si os fijais ultimamente cada vez mas proliferan estos llamemosles ataques a los blogs o a cualquier otra forma de critica fuera de la establecida, pues por algo será ¿no?
No se dan cuenta que la importancia de los blogs de vino nace de la sinceridad, sencillez y amor al vino y a su cultura. Y la mayoria escribimos por pasión y no por beneficio, todo lo contrario y eso es algo muy valioso.
Saludos

La Guarda de Navarra dijo...

Joan, todas las revistas que llegan a mi poder, incluso las guías, me las regalan. Aprovecho para ojearlas y, si hay algo interesante, analizarlas.
Sigo siendo novato en esto del vino, y lo que te rondaré morena, pero he aprendido muchas cosas que ni imaginaba cuando empecé. O no quería ni pensarlas.
Quienes vemos esto desde el disfrute y, por que no, desde la pasión a veces cerramos los ojos para no ver más alla y llega un momento que el hartazgo es mayúsculo.
Premios que se pagan, vinos que no son de donde son ni se elaboran con lo que dicen ni los crea el que los firma.
Así que cuando encontramos un productor y un vino honesto, que no tiene por que gustar a todo el mundo, flipamos en colores.
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

Q tl, Luismix?
El guante pretendo que no quede en el suelo.
Otra cosa que no entiendo es si tanto molestamos por qué en cualquier congreso o feria de vinos y gastronomía que se precie acaban premiando a los mejores blogs de vinos y gastronomía.
¿Incoherencia o intereses?
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

Smiorgan lo que comentas es lícito. Es su trabajo y lo debe cobrar. La bodega aprovechará sus páginas para captar nuevos clientes. Es marketing y publicidad, cada cual busca sus canales y Peñin es muy rentable a nivel nacional, como Parker a nivel mundial.
Lo grave sería que por contratar ese espacio en su revista o guía la puntuación fuera mejor.
Habría que probarlo.
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

José Luís te entiendo perfectamente.
A mi se me suele hinchar la vena y algo más, pero un poco de tolerancia o cordura en un mundo caótico no viene mal.
Yo alcanzo altos niveles de paz espiritual cuando encuentro un vino que merece la pena. Dos buenas copas y se ve el mundo de otra forma.
Veo incluso altos, jovenes y guapos a todos los críticos "profesionales".
Desde nuestras páginas abriremos las ventanas para ventilar el mal olor que sale del mundo del vino, y no es tufo precisamente.
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

Correcto Carlos.
Nosotros escribimos desde el amor, de momento, y ellos se lucran por sus opiniones.
Recuerdo mi primera asistencia a un acto en Pamplona relativo al vino. Presentaban allí a ciertas personas por su dedicación y las colocaban en la mesa presidencial.
Mengano como Presidente del Consejo Regulador, Fulano Director de No se Qué y Zutano y Butano ¡EXPERTOS EN VINO!
¿Que es un experto en vino?
El que más lo bebe, el que más chorradas dice, el que escribe sobre el, el que...
Por esa regla de tres todos somos expertos de cualquier cosa.
De aquellos individuos todavía espero asistir a una cata dirigida por ellos, o a una conferencia inolvidable.
Ahora que los conozco el lisón esta a mi alcance para ser otro experto en vino.
saludos.

Olga dijo...

Buena la has montado! Por la cantidad de comentarios veo que es un tema candente en el ambiente... En cualquier caso, nada nuevo que no ocurra con otros blogs de otros sectores; en cuanto alguien dedica su tiempo a compartir con el resto sus conocimientos / hobbies / experiencias ... los que cobran por hacer lo mismo se indignan. Que no se trata de intrusismo profesional, sino de dar vidilla y animación e "incluso" crear aficíón... Qué osadía!

Vitor dijo...

Dile Victor de la Serna, Sibaritas, Peñín, etc.. los que disfrutan de poder, ven las cosas sentados en el trono y estan arropados por la bandera de la verdad absoluta (o eso creen) Porque tu, yo o otro bloguer no puede tener razon?? o hace falta salir en la revista de turno para tener la razon??

Salut,

Víctor
www.armaridespecies.blogspot.com

La Guarda de Navarra dijo...

Hola, Olga. Cuanto tiempo!
Pues ya ves. Tu lo has dicho, nos ven como a intrusos y seguimos sin entenderlo. Gracias a nosotros se beben vinos que nadie compraria pues no aparecen en las guías. Practicamente nos complementamos con ellos, ¡y a coste cero!
Me recuerdas una anecdota que sufrí en Pamplona cuando empecé a vender vino en mi tiempo libre. Uno de la competencia (para mi no lo es pues está en un nivel superior)al ver que le quitaba algun hueco en los restaurantes vendiendo con pasión pero sin rebajas y promociones me catalogó como "intruso" ¡También , que osadía! Lo que pasa es que vendía con criterio, sin ventajas logisticas, pero sabiendo que hacía. Él tal vez no distinga el blanco del tinto pero a los clientes hay que contarles lo que hay además de la rentabilidad.
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

Vitor, bien dices. No queremos tener razón y menos cobrar por tenerla. Queremos compartir nuestras sensaciones, nuestros gustos, pero no queremos influir en los gustos de nadie. Podemos darles consejos no ordenes.
Pasamos parte de nuestro tiempo en algo que nos distrae y nos permite relacionarnos sin conocernos. Tal vez alguien algún día se nos valore desde la independencia.
Pregunto en voz alta, ¿quien no ha tenido la sensación de ser fuente de información de otros? Y gratis.
Una nota mía de cata o una referencia a mi blog se publico en un dossier de Agustí Torelló. No tengo el dossier, no pidieron permiso, no me pagaron nada, ni una triste botella de cava. Pero no me importó, todo lo contrario, fue el reconocimiento a que desde los blogs hay acceso a una información veraz e independiente, información que uno mismo elabora y que por lo visto gusta a los bodegueros.
¿Cuantos bodegueros nos felicitan por colgar información de sus vinos? Si es que nos lo tienen que agradecer por qué somos un vehiculo de comunicación que nos les cuesta ni un duro, perdón, euro.
Saludos.

Smiorgan dijo...

Guarda, claro que el trabajo de cada quien tiene un valor, pero yo, en mi inocencia, pensaba que la cosa iba así: Uhm, este señor hace algo interesante y que merece la pena, voy a hablar sobre ello y darlo a conocer en mi publicación, ya que el dinero lo gano con la publicidad.
En fin, repito, inocencia mía.
Saludos.

J. Gómez Pallarès dijo...

La Guarda y Smiordan,el día que cobremos por escribir sobre un vino o acatar una opinión impuesta por otros en nuestris blogs, habremos mordido el polvo y estaremos a la altura de según quiénes.
No critico que un profesional de la comunicación del vino se gane la vida con ello, faltaría más, pero sí critico, Y MUCHO, que no se separen claramente y publicamente las funciones de asesoramiento de las de publicidad encubierta y que todo ello, además, acabe repercutiendo, como sabemos que pasa, en guías que se presentan como imparciales.
¡Anda ya! Que cada cual se construya su credibilidad como crea más conveniente pero la de algunos, tras lo que acaba de narrar La Guarda de ese artículo, tras lo que había oído en la Rioja, tras lo que acaba de confirmar Smiordan, se ha ido definitivamente al garete.
Me gustaría también MUCHO tener los controles de audiencia y de OJD de todas estas revistas y poder compararlos con los de los blogs enogastronómicos más leídos y seguidos. Entinces sí que nos íbamos a reir todos, sobre todo los que pagan por anunciarse en según qué revistas...
Joan

El Capitán. dijo...

Realmente les da terror que existan otras OPINIONES.

Si analizamos su forma de vida, es realmente curiosa. Viven de VENDER opiniones. ...así que cuando otros las regalamos,... pues les echamos por tierra el invento.

Personalmente considero que la frescura de los blogs es el efoque "hedonista" y personal del vino. Una aproximación que la mayoría de nosotros hacemos por placer, disfrute y por compartir conocimientos y experiencias.

Lamentablemente muchos están viendo ya el potencial económico de los blogs, y ya hay bloggers que se han pasado (legítimamente) al "reverso tenebroso"

Personalmente opino como Joan. El dia que VENDAMOS una opinión seremos como ellos.

....y eso señores es una decisión personal de cada uno.

La Guarda de Navarra dijo...

Smiorgan, la ironía no se refleja en el texto y es lo que quise hacer. Pues claro que se "compran" las puntuaciones y hasta los premios internacionales. Y el contratar publicidad en la revista o en la guía también te grantiza aparecer.
¡Hay esta el chollo para ambos! Es una relación de mutuo beneficio para ambos, simbiotica.
Yo, bodega, compro un espacio y me cuesta dinero. Los lectores la información siempre positifa nunca negatifa y aumentan mis ventas de vino en un mercado donde quien no sale en los medios no existe. Es así.
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

Joan, a mi se me fue al garete el invento hace tiempo.
Alrededor de este mundo donde se mueven tantos intereses económicos y de prestigio personal todo vale con tal de ser el mejor.
Es como aquel caso, ya lo he comentado en alguna ocasión, en un concurso de queso Idiazabal que ganó un individuo presentando el queso del vecino.
Pues en el vino parecido.
Pero encima si tienes la bendición o el consentimiento de un dudoso critico profesional ya tienes medio cielo ganado.
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

El Capitán. Habría que matizar lo de VENDERNOS.
A nadie le amarga un dulce y a mi, cosa que dudo, si me ofrecieran ganarme la vida opinando de algo creo que aceptaría. El matiz viene cuando esa opinión ya no es libre o está teledirigida.
No te puedes ganar el sueldo siempre hablando bien, porque serías falso. Y tampoco hablando mal como el Rhisto Megide por que también suena a postizo y encima con ulceras de estómago.
Si tus comentarios al respecto son coherentes, intentas no herir pero tampoco estas todo el día dando jabon, creo que se puede ir por la vida con la cabeza alta y la conciencia tranquila y se encima te pagan pues mejor.
Pero si te pagan y opinas lo contrario de lo que piensas, ahí ya veo que uno se empieza a ganar un lugar en el Purgatorio.
La libertad es la clave de toda esta discusión.
Y esa libertad empieza a diluirse cuando alguien te ofrece dinero.
Saludos.

El Capitán. dijo...

Totalmente de acuerdo Guarda.
A eso precisamente me refería con que "es una opción legítima de cada uno".
No será yo quien diga a los demás lo que han de hacer.

...pero como bien dices, hay veces en los que la coherencia y libertad se empiezan a diluir, sobre todo cuando hay dinero e intereses de por medio.

Por cierto una pregunta lanzada al aire para los fundamentalistas de las guias:
¿dónde se saca uno el título de "Crítico competente"?

La Guarda de Navarra dijo...

El Capitán.
El titulo de Crítico Competente, visto lo visto, se relaciona proporcionalmente con número de borregos que a modo de fieles y serviles rien tus gracias y utilizan tus espacios o servicios para beneficio mutuo.
También puede definirse crítico competente como aquella persona con o sin conocimientos que teniendo un poder virtual esta siempre rodeado de moscones ávidos de puntuaciones positivas.
Son como esas personas que manejan mucho dinero pero no tienen amigos. Cuando dejan de tener dinero y poder, la soledad los aplasta.
Los críticos tienen fama mientras tienen poder o influencia, luego se retiran en el olvido.
Cuantas bodegas que conoceis en sus comienzos buscan el apoyo de estos elementos y una vez que la bodega se da cuenta que sus vinos son su carta de presentación se olvidan de ellos?
Pues eso.
Saludos.

Miss Sybarite dijo...

Fabuloso, de arriba a abajo.

Yo me apunto al acontecimiento, aunque no sea ni como crítica convencional ni como crítica alternativa sino como mero público. ¡No me lo pierdo!

Pego el comentario que he dejado en laotrabotella.com:

Los gurus -o ni eso, la mayoría de las veces son meros opinadores- que han forjado su prestigio en un medio de papel no son capaces de aceptar lo que conlleva Internet porque amenaza con destronarles: un espacio donde todos podemos hablar, donde por cuestiones de cantidad es mucho más duro conseguir y fedelizar un público seguidor y donde, además, hay que estar permanentemente al día porque todo se mueve muy rápido.

Si a eso le sumamos el miedo a un medio que por falta de unos mínimos conocimientos tecnológicos, en ocasiones, no se sabe utilizar... pues ahí tenemos la explicación de estas posturas.

El papel tiene los días contados y quienes viven de él, figurada y efectivamente, lo saben, por eso estas desfachateces. En realidad es bastante lógico... si nos acercáramos a un monstruo que indefectiblemente nos va a deglutir, es probable que la mayoría sufriéramos una pataleta monumental en un intento inútil de negarnos a ese destino.

Una de las cosas que tenemos que aprender, lo mismo en el vino que en cualquier otro aspecto de la vida, es que las cosas nos tienen que gustar a nosotros mismos. ¿Referencias? Claro. ¿Opiniones? Todas. Pero al final, criterio propio. ¿Porque a Parker un vino le parezca espectacular yo tengo que reverenciarlo? Pues a veces lo hago pero otras estoy en completo desacuerdo con él.

Viva la alternativa. Saludos.

Mariano dijo...

Poco puedo decir que no se haya oido ya...

Pero cuando lloriquean de esta forma es que empiezan a advertir su propia decadencia, y que tal vez los días de jeta sin límite, se estén acabando ya.

Lo primero que deberíamos hacer (yo ya lo hice algún tiempo ha) es dejar de comprar sus publicaciones. Pues al final, tienen mucha menos validez que la de cualquier blog independiente.

Tened en cuenta además que el coste que estas lamentables campañas generan a las bodegas, incrementan el precio final del vino que NOSOTROS (y no ellos) pagamos.

Saludos,

La Guarda de Navarra dijo...

Myss Sybarite.
Efectivamente internet les supera, de ahí sus posturas.
Como dije, la opinión particular es nuestra arma pero no queremos sentar cátedra. A veces mis fichas de cata nada tienen que ver con el vecino (sobre todo por que no hay dos botellas iguales, ni dos paladares, ni contextos, ni añadas, etc,etc. Y para colmo estoy aprendiendo a conocer el vino, no quiero ser experto, quiero ser aficionado, de mis catas aprendo pero también de las del prójimo.
Nosotros y nuestros blogs hemos evolucionado muy rapidamente y lo seguiremos haciendo mientras nos dejen.
saludos.

IGLegorburu dijo...

Llego tarde, como siempre. Interesante...
En VinusTV me preguntaron hace meses sobre ello y ya saben ustedes que cuando los cazadores ven peligrar sus cotos...
Un saludo

Ernesto Venerable dijo...

Leer esto es como un buen trago del Garnacha clarete durante un dia caloroso en plena sanfermines. Agradezco a todos. He aprendido mucho hoy.
Saludos a todos, Don Ernesto.

La Guarda de Navarra dijo...

IGLegorburu, nunca es tarde.
Siempre es bueno escuchar todas las opiniones y por lo que veo hay un consenso unánime.
Perfecto lo de los cazadores y el coto. Como la vida misma.
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

Ernesto Venerable (de apellido glorioso si degustamos un gran PX).
Estamos encantados de ser fuente de conocimiento.
Que buena pinta tiene la sensación del paso fresco y vivo del rosado.
¿Por cierto, seguro que no hay respuesta pero..., alguien ha sido capaz de escuchar las conferencias que recomendé?
Saludos.

José Luis Giménez dijo...

Cuando comenzaba en esto del beber vino a principios de este siglo me encontré en la tesitura de comprarme alguna/s guía/s para aprender. Opté por gastarme ese mismo dinero directamente en botellas. Se aprende mucho más y en la misma proporción se disfruta.

Saludos,

Jose

Carlos S dijo...

Muy buen comentario y mejor refelexión. Me quito el sombrero...Bravo!!!Espero que mucha gente sepa ver lo que realmente se mueve entre los "críticos" y sus "puntitos".
Un saludo
Carlos S

La Guarda de Navarra dijo...

José Luís. Yo tengo varias guías y reconozco que les he sacado petroleo.
A veces hago lo contrario de lo que dicen y otras veces sigo su consejo sabiendo, siempre, que la cabra tira p´al monte y hay bodegas que siempre salen beneficiadas.
No obstante nunca he comprado una por que, como tu, prefiero gastarlo en otros libros sobre vino más instructivos.
De hecho donde trabajo ahora encontre una suscripción a Peñín que este mismo año cancelé.
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

Carlos S, gracias por tu comentario. No fue mi intención con este comentario abrir los ojos de nadie, solo queremos, los bloggers que se nos valore y no se nos critique cosntantemente.
Hasta la saciedad, ¡podemos coexistiiiiir!
Saludos.

La Guarda de Navarra dijo...

Perdona Mariano pero debiste colgar tu comentario mientras respondía a Miss sybarite y no lo leí.
Razón tienes que el vino lo acabamos pagando nosotros. En el precio de cada botella se incluye todo: corcho, vidrio, capsula, barrica o no, etc pero también los gastos que cada bodega tiene en marketing y publicidad, o sea en revistas, guías y trato amable a críticos.
Sin esos costes, como bien dices, nos saldría el vino a mejor precio.
Saludos.

Ernesto Venerable dijo...

No se sabeis de este triste historia de unos vecinos vuestros.
!Bienvenido Mister Parquet!
http://ernestovenerable.blogspot.com/

Don Ernesto

La Guarda de Navarra dijo...

Señor Venerable, como le he dicho en su blog, excelente manera de comenzar.
Ya en el paseillo se nota que torero va a hacer una buena faena, a pesar de los toros, y quien va a pasar la tarde.
Saludos.

Ernesto Venerable dijo...

Mil gracias, JR, me encanta los toreros, como tu, quienes han venido a torerear. Un saludo, Don Ernesto

Sobre Vino dijo...

Vaya, Guarda, se despista uno unos días y se pierde artículos tan francos y necesarios como este.

Si el periodismo profesional y competente del vino es algo que nada en conflictos de interés, clientelismos, chantajes, terror y engaño al consumidor y amante del vino, que Baco nos libre de él.

La sinceridad, amor por el vino y opinión desinteresada traspasa el papel y las pantallas. No entiende de soportes. El engaño y la falta de profesionalidad que demuestra quien escribe dictado por los billetes, acaba saliendo a la luz.

La transaparencia y el conocimiento verdadero son enemigos de quienes quieren retener el poder.

Sobre Vino

Anónimo dijo...

Nice post and this post helped me alot in my college assignement. Gratefulness you seeking your information.

Ramona Rosita dijo...

Para mi del vino de uva, el vino blanco es el más rico de los suaves, y el vino tinto de los fuertes.

Saludos,

Rosita