domingo, marzo 01, 2009

Fernández Arcaya Reserva 1995


Interesante resaca post electoral. Aunque imagino el desenlace.
Descubrimiento del mes de febrero.
Cuando alguien prueba un vino y a la vez conoce a su creador las sensaciones son radicalmente diferentes.
Hace ya un tiempo que miraba de reojo a este reserva. No me atrevía a dirigirme a él, existía el riesgo de no congeniar.
Cual fue mi sorpresa cuando un día, por obligación, tuve que descorcharlo y encontrar dentro de la botella uno de los monovarietales de Cabernet Sauvignon más interesantes de Navarra.
Debo puntualizar que se trata de una añada del 95, año en el que todavía no se trabajaba con esta casta foránea, y mejorante, tan inteligentemente como en nuestros días.
Pues por lo visto ya había alguien en Los Arcos, Jesús y Miguel, que la entendían a la perfección.
Fernández de Arcaya Reserva 1995.
Cabernet Sauvignon 100%. Barricas de roble francés y americano.
A la vista se muestra más vivo que muchos crianzas de la D.O. Con un color cereza intenso con ribetes granates virando, sin subyugarse, a los ocres. Limpio, brillante y con una lágrima densa.
En nariz remata con complejidad, frescura e intensidad. Muy mineral, terroso. Maduro, equilibrado con buena acidez. Licor de cassis, cacao, chocolate puro, mermelada. Madera de cedro, notas balsámicas.
Boca alegre. De espíritu joven. Sabroso. Cuerpo medio. Postgusto largo. Paso ligero, dulce que mantiene una acidez refrescante y taninos redondos.
La Guarda de Navarra recomienda su decantación y su posterior disfrute a una temperatura de 16-17 grados.
Un buen ejemplo de lo que es un reserva, y que en Navarra parecen no entender.
Apuesto a que otros reservas forales del mercado, tan de moda, no llegan a la longevidad de este Fernández de Arcaya y con las propiedades tan intactas.
¡Algunos no llegan ni al año que viene! De hecho son calcados a los crianzas de su misma marca y me temo que muchos se diferencian solo en la etiqueta. Cosas del vino.
¡Llévaahme a casa!

6 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Y por lo que veo una excelente relación calidad/precio.

Muy interesante.

Un saludo

La Guarda de Navarra dijo...

Merece la pena conocer el vino y a Miguel.
De cada palo tal astilla.
Tarde o temprano el vino se parece al amo.
Ya me entiendes.
saludos.

Adictos a la Lujuria dijo...

Intentaremos conocer al dueño aunque tan solo sea a través de sus vinos, esperemos que nos caiga bien.

Un saludo

La Guarda de Navarra dijo...

Eso esta hecho. Pero aviso, son vinos con personalidad propia.
Un concepto de vino que ya no se lleva, una mineralidad característica y, alguno de sus reservas, con los recuerdos que uno tiene de ellos.
Saludos.

Tierra dijo...

Sigo dando vueltas a la cabeza lo que Beatriz comentó en el post de Iñaki Nuñez. Recibí la información de ella y la verdad uno cuando lee los documentos se queda mal, me gustaría saber tu opinión sobre ello, ya que creo que tu también la habrás recibido. Gracias

La Guarda de Navarra dijo...

No es el lugar adecuado, Tierra. Resumiendo, hay bodegas tan tramposas que deberían cerrarlas. Pero eso también lo saben los dirigentes, entonces...
Saludos.