viernes, febrero 29, 2008

Polus Tempranillo 2006



Antes de que el PSOE inaugure la policía de Internet que lleva en su programa electoral aprovechemos para celebrar, en libertad, una nueva edición de Iberoamérica en cata. No hará falta el Código Cocina pues ya inventaran cocineros que nos cocinen los blogs y nos den tijeretazos cuando digamos lo contrario a lo debido.
Si amigos, Iberoamérica en cata 8, IEC#8.
Els vins de Pilar Vi-dal y José blanco-tinto proponen como tema: Vinos con espíritu de carnaval.
No me ha hecho falta esforzarme mucho para la elección del vino. Tres veces lo he probado y en las tres me ha sorprendido con distinta mascara o disfraz.
Para celebrar esta octava reunión me quedo con las sensaciones más positivas y francas de este rioja alavesa de Lapuebla de Labarca.
Polus Tempranillo 2006 de las bodegas Loli Casado.
Como reza su etiqueta, si no me falla la vista, se elabora con uvas seleccionadas de la variedad Tempranillo procedentes de viñas de 75 años. Fermentación alcohólica en madera durante catorce días. Maloláctica en barrica sobre lías finas. Seis meses en barrica nueva. Embotellado en mayo de 2007.
A la vista nos regala brillo y limpidez. Su color cereza intenso con borde violeta delata su juventud.
En nariz, a la media hora de su descorche, predomina la madera y los terciarios, dejando en segundo plano los deliciosos aromas varietales. Almizcle, cuero, vainilla, toffes. Especiado, pimienta y clavo. No hay equilibrio, hay intensidad. Muestra un atractivo fondo dulce.
La boca continúa en la misma línea. Torrefactos y madera. Fresco y dulce. Ligero amargor final. Cuerpo medio que traduce cierta carnosidad y peso.
Esta segunda cita con un Polus, al menos, no ha rebasado el limite de los terciarios desviándose a notas animales poco agradables.
Podría resumir diciendo que es un vino de potencia aromática y sápida, carente de armonía que logrará con el paso del tiempo.
He aquí la evolución que decidió que fuera mi representante para esta cata.
A las 24 horas la nariz torna a matices agradables y equilibrados de marroquinería, cueros. De alquitrán y breas. De balsámicos y regalices. Fruta confitada.
La boca de paso sabroso. Vino amable y carnoso. Sápido con base de fruta madura y una madera menos marcada. Largura mas que notable, diría que sobresaliente, y el ligero amargor del día anterior. Acidez deliciosa y sobre todo una armonía que no existía sin esa mano mágica del paso del tiempo y la oxigenación.
La Guarda de Navarra recomienda el Polus 2006 y descubrir lo geminiano que puede resultar este vino con un correcto servicio y una obligada aireación.
¡Para gozar con paciencia y disfrutar en buena compañía!

Fotografía de mi amigo Jorge para adornar esta nueva fiesta del blog.

domingo, febrero 24, 2008

Vinos, platos y postres.


Cuatro vinos para enmarcar. Domingo, casi, perfecto.
Comida en familia con extraordinarios platos y excelentes vinos. Y encima gana Osasuna y pierden algunos rivales directos. ¿Qué más se puede pedir para un día lluvioso y desapacible? Si, ya lo se, eso mismo pienso yo.
Como aperitivo un cava elaborado por Cellers Carol Vallés en Subirats, Alto Penedés. Parellada i Faura Brut Nature. De 15 a 18 meses de crianza procede de un 60% Parellada, 30% Macabeo y 10% Xarel.lo. Sin licor de expedición.
Me ha parecido un cava muy aromático, con notas de fruta blanca y pastelería. Boca amable de acidez equilibrada y burbuja bien integrada. Fácil de beber incluso para quienes no frecuentan en demasía esta bebida.
Acompañando al excelente y sabroso arroz, con el que mi asesora de imagen nos ha deleitado, descorchamos un Louro do Bolo 2006. Blanco de la D.O. Valdeorras, de la bodega que Rafa Palacios, no hacen falta más datos, tiene en El Barco.
Monovarietal de Godello que tras la fermentación en inox, permite que durante tres meses y junto a sus lías finas permanezca en contacto con madera de roble francés.
El resultado un blanco atractivo de color amarillo pajizo de reflejos verdosos. Nariz aromática potenciada por su vinificación. Fruta blanca y hierbas aromáticas algo mentoladas. Finamente especiado. Boca cremosa y sabrosa, con una acidez deliciosa y un equilibrio magnifico. Excelente paso de boca.
Continuando con los platos y para agradecer a todos los paladares nos atrevemos con unas carrilleras de bacalao (o bacalado) y gulas al pil-pil.
Vallobera Crianza 2003. D.O.C. Rioja, de Laguardia. La amabilidad del vino y el pil-pil nos preparan la llegada del postre. Cereza intenso con evidentes signos de crianza. Nariz con carácter, frescura y notas inconfundibles de la variedad tempranillo. Amplio en boca y largura notable.
Mi santa, entusiasta lectora del blog de la Zuccheriera, nos regala dos postres de alta escuela para quienes nos conformamos con poco y disfrutamos de la vida sin grandes lujos.
Agradecidos por el esfuerzo de cocinar en domingo y no comprarlos ya hechos, pero sobre todo por convencernos de que con cariño se puede llegar muy lejos.
Morbidone al cioccolato bianco y Parfait al doppio cioccolato.
Sugerentes nombres para endulzar hasta el alma. Tres o cuatro michelines más, que no estrellas, para confirmar el éxito total y el acierto de su elaboración.
Para adornarlos un vino dulce que me gustaría compartir con el blog.
Dolç D´Octubre. Blanco de 12,5% procedente de Macabeo y Xarel.lo. Vendimia Tardía que elabora la Casa Nadal, más conocida por sus sensacionales cavas.
Los Nadal permiten la sobremaduración hasta llegar a una botritización natural de las uvas. Cuando algún agente externo perjudica este fenómeno, como una tormenta por ejemplo, ya no apuestan por su “Sauternes”(Nadal 1510) y nos obsequian con este vendimia tardía absolutamente glorioso.
De color pálido nadie espera encontrar todas las sensaciones que ofrece. Nariz aromática con apuntes dulces y balsámicos. Fondo de lichis y hierbabuena. Muy suave en boca con el alcohol tan bien integrado que se muestra imperceptible. Equilibrado y sabroso. Goloso pero sin empalagar. Delicioso.
El colofón y el paraíso todavía sin llegar al 3-1 de Osasuna y el resto de resultados.
¡Todos los domingos lo mismo! Tendré que crear una plataforma reivindicándolo.
PAZ, Puro Arte es Zampar. Y sin canon.

jueves, febrero 21, 2008

La Vendimia 2006


Antes de disfrutar de un vino que apague la ulcera que me producen muchas personas voy a organizar un boicot a la lectura del diario ADN. No por nada, simplemente por que protestar es un ejercicio democrático. Y como acabo de escuchar a su directora, “una protesta popular es estupenda mientras no haya agresión física. Es un acto de nervio, de proteína social”.
Sin comentarios. No quiero insultar ni prestar atención a un ser del que desconocía su existencia y así quiero que continúe.
Vayamos al grano. Después de darle la segunda oportunidad me siento capacitado para decir que La Vendimia 2006 no ha llegado hasta mi corazón.
Este vino de Alfaro, D.O.C. Rioja, se elabora con Tempranillo en las Bodegas Palacios Remondo. Se cría durante 4 meses en barricas de roble francés.
A la vista presenta un color morado intenso con ribete cercano al púrpura. Limpio y brillante.
En nariz me sorprende por su falta de frescura. Notas maduras sobre un fondo floral, incomodo, nada agradable. Cercano al geranio y no a las violetas y las lilas. La madera, yo diría, enmascarada más que ensamblada.
La boca de paso fácil pero con un retronasal en la línea anterior. Madurez donde yo pretendía encontrar juventud. Cuerpo medio y largura notable.
La Guarda de Navarra no ha disfrutado con este vino. Si me ha servido para enriquecer mi memoria olfativa, y eso es digno de destacar. Todo vino merece una segunda oportunidad, incluso una tercera.
¡Todo se andará!

domingo, febrero 17, 2008

Lo que bien empieza, bien acaba.


En la tarde noche del sábado disfrutamos de un espectáculo curioso y poco habitual.
En Logroño, en uno de los pubs de “la zona”, Gonzalo Gonzalo, uno de los winemakers más peculiares que uno puede llegar a conocer, me invito a conocer como es posible fusionar música y vino.
Alrededor de cincuenta personas fuimos testigos de cómo una reunión, una fiesta, puede girar en torno al vino sin necesidad de otros ingredientes. ¡A pesar del tabaco y la humareda inicial!
El Dr. Vito fue el encargado de seleccionar, de sus vinilos, cada uno de los temas.
Los vinos, variados y bien defendidos, acompañaron cada selección musical mientras Gonzalo nos adornaba sus intervenciones con breves descripciones.
Catamos en primer lugar su Orgullo Blanco, para pasar a un cava riojano de la casa Escudero. Nos sorprendió con un Sauterrnes y un rosado navarro de Orvalaiz, antes de terminar con dos tintos, Orgullo Tinto y LazarusWine Naranja.
Gente joven, treintañeros o menos, en su mayoría conocedores de la trayectoria de Gonzalo que me sorprendieron pues por aquí, en mi Pamplona adoptiva, no es nada habitual este tipo de público. Mi enhorabuena por saber, y poder, congregarlos.
Pero ahí no acabó la noche. No se entiende la capital riojana sin visitar la calle Laurel o la San Juan.
La primera atestada de gente a las diez de la noche, a pesar de la crisis que tanto se llora por aquí, no nos permitió nada más que pasear por ella sin poder entrar a ninguno de sus bares típicos.
La segunda sin tanto jaleo nos obsequió con sus buenos pinchos, los de comer con una sola mano, y sus excepcionales vinos alejados de precios desmesurados y madera. ¡Maceración carbónica divina!
Para terminar, un ejemplo de porqué del éxito de Logroño.
La Cueva, C/ San Juan 13. Sábado 16 de febrero de 2008 a las 22:19h. IVA incluido.
Dos tintos jóvenes Muñarrate, en copa, a 0.70€. (1.40€)
Dos pinchos de champiñón, con cuatro champis y gamba, a 1.20€. (2.40€)
Una brocheta de sepia, con cuatro sepias ínfimas, a 1.20€.
Total: 5€.
No comment.
Fantástica y recomendable afición al poteo que La Guarda de Navarra practica habitualmente y que le gustaría compartir con todos para ayudar a comprender que es el “maridaje” y la felicidad.
¡El Cielo existe!


video

martes, febrero 12, 2008

Matarromera Crianza 2005



Paseemos por la Ribera del Duero, exactamente por el municipio de Valbuena de Duero donde la Bodega Matarromera tiene sus instalaciones. En la provincia de Valladolid, España.
Elaboran este vino con la variedad Tinta del País, o sea Tempranillo y lo crían en barricas de roble americano durante 12 meses.
Se presenta en botella de 75cl. y dicen que el contenido alcohólico es del 14,5%. Casi nada.
Matarromera Crianza 2005.
A la vista se muestra con un bonito y brillante color picota intenso con un mínimo ribete morado. Capa alta. Lágrima en gran número y densidad.
Nariz potente, cerrado al inicio y poco a poco se va desperezando volviéndose simpático y muy hablador.
En primer plano destaca un aroma varietal, el regaliz, junto a notas balsámicas que recuerdan a la cera de los Barbour. Luego tostados y ahumados sobre un fondo de chocolate amargo y ligeros apuntes avainillados.
Frescura nasal y matices salados, minerales. Cierto carácter especiado con pimienta, incluso pimentón.
En boca presenta cuerpo medio. Es carnoso, cálido y sabroso. Amplio con buena acidez y leve amargor. Un final largo y salado. Demuestra menos carácter que el que cabía suponer.
Por ponerle un pero, creo que le falta algo de cohesión. Tal vez el tiempo le imprima esa carencia y equilibre sus extraordinarias cualidades.
La Guarda de Navarra recomienda este vino para tomarlo como referente de una zona en constante evolución, como es la D.O. Ribera del Duero. Un vino para disfrutar de una potencia comedida y de cierta complejidad aromática.
¡Interesante por su precio, 18€, y por las sensaciones que produce! Didáctico.

domingo, febrero 10, 2008

Jaun de Alzate 2004, de B. Loli Casado



Hace ya unos días que disfruté de este vino y hoy, después de regresar de Laguardia y convivir con todo tipo de seres carnavalescos algunos de los cuales permanecerán imborrables en mi memoria hasta el próximo año, me arranco a publicar mis sensaciones.
Es un vino obtenido de Tempranillo, 95%, y Graciano, el resto. Procede de Lapuebla de Labarca, pueblo de la Rioja Alavesa meridional al que el Ebro roza con sus aguas.
Las Bodegas Loli Casado manteniendo la tradición familiar elaboran este y otros vinos que están cosechando premios allende nuestras fronteras.
(Nada que ver con Casado Morales, para que vea mi anónimo Pepito Grillo que sus consejos no cayeron en saco roto. Gracias)
Jaun de Alzate 2004.
Como reza la etiqueta, a pesar del pagano de Jaun, la producción se limita a 7.300 botellas.
Las uvas se seleccionan de viñedos de 75 años y se vendimian de forma manual.
Se realiza despalillado sin estrujado, délestage (Técnica originaria de la región del Ródano que mejora el intercambio entre líquidos y sólidos durante la maceración y asegura la fermentación completa produciendo vinos de sabor afrutado, taninos suaves y color estable), remontados diarios durante los 18 días de encubado, fermentación maloláctica en barricas sobre lías finas y posterior crianza de 12 meses en barrica nueva.
Es un vino picota intenso de vivo ribete granate con reflejos juveniles azulados. Es brillante y limpio. La lágrima es densa.
Nariz aromática, de intensidad alta. Enseguida nos muestra su elegancia y franqueza. Sorprende su frescura y sus notas balsámicas. Ciruela madura y regaliz. Madera fina, cedro y vainillitas dulces. Especiado. Cueros sobre un fino aroma eclesial, incienso o el característico olor húmedo a sacristía. (Lo pongo tal y como lo siento, ¿Qué paha?).
Boca de taninos vivos aunque redondeándose y otorgando amabilidad a su paso. La madera nueva, aunque presente, sucumbe ante la fruta. Frescor. Delicioso amargor final. Largura notable y una finura que caracteriza a este Jaun de Alzate.
La Guarda de Navarra recomienda este vino de Lapuebla, municipio vecino y lugar donde viven buenos amigos de la niñez escolar y futbolística.
¡Un brindis por todos ellos!

sábado, febrero 02, 2008

Mejor no ver la TV



Ayer entendí por qué cuando dispongo de tiempo prefiero sentarme frente a la pantalla del ordenador antes que ver la mierda, perdón, que nos meten en televisión.
Por la tarde y tras enterarme de la gran noticia de que acababa uno de los programas más humillantes, groseros y de menos gracia de la historia, “Aquí hay tomate”, descorché mentalmente mi mejor botella de champán y me fui a trabajar.
Antes me propuse que hoy viernes encendería a las cuatro en punto, las dos televisiones de mi casa para no colaborar con la estúpida idea del programa de solidarizarme apagando la tele durante un minuto. Por supuesto no he hecho ni una cosa ni otra, pues a esa hora la siesta o cabezadita es la mejor defensa ante personas infames, maleducadas y poco decorosas. Eso o la lectura del diario.
Preveían treinta mil personas ante el edificio de Tele 5 rechazando el injusto cierre de su emisión. No comento nada después de ver las doce personas que se reunieron para apoyarles y animarles. Fiel reflejo de su audiencia. (Ver video del Mundo digital)
Ayer entre página y página de mi libro, levantando un ojo y zapeando mecánicamente sin buscar nada, pues no lo hay, descubrí la riqueza cultural e intelectual de nuestro país.
En antena 3 tropecé con un programa de Karaoke que me erizó las pestañas y me rasgó las pupilas. En una de las frases de la canción que sonaba escribieron Kilos con Q. Si, QUILOS. No quiero comentar nada más pues me puede sangrar la ulcera.
Continué leyendo mientras unos supervivientes de pacotilla decían pasar penurias y hambre en una playa de Honduras. “Llevo nueve días sin comer” mascullaba alguno de ellos. Ja y ja.
Mientras, una mercenaria de la prensa del corazón, Karmele Marchante, apuntalaba mis firmes convicciones. Inútiles, vividores, traidores, vagos, mentirosos, deshonestos y todo lo que se os ocurra. Y se llaman gente VIP. Jua, jua.
Cada capitulo del libro me hacía olvidar la insolencia, altanería y sobre todo el aspecto físico de Karmele. Hasta pesadillas he tenido con ella. ¡Que horror!
Pero el sumum todavía no había llegado.
Vi el careto de Buenafuente y salí por piernas del canal, por si acaso. Pero en mi intento de huída caí en otra cadena de interés general. La etb2.
En ella dos presidentes autonómicos, el de La Rioja y el de Cantabria, hablaban con sinceridad, cada uno como lo que es, sobre sus respectivas tierras y las relaciones con la Comunidad Autónoma Vasca.
Todo normal, o anormal según se mire, hasta que el señor Revilla soltó la parida de la noche, y del siglo. Bueno, la verdad es que solo dijo paridas.
Como él creció entre vacas no obsequió con un ejemplo de la riqueza ganadera de su tierra diciendo que donde más se entiende de vacas es en Cantabria. Y para ello no tuvo el menor reparo de asegurar que cuando un “hombre de ochenta años” mira a una vaca, a una buena vaca, es como si en ella viera a una modelo como las de televisión. No quiero pensar mal. No habló de ordeñar ni acariciar. Punto. Que me pierde la imaginación.
Y todo esto me pasó por no coger una botella de la bodega, probarla y escribir una ficha para este, vuestro blog.
Por cierto, la semana pasada me invitaron a comer, de nuevo, en el Restaurante Anttonenea.
Disfruté del vino, dos botellas de Otto Bestué. El Bestué Tinto y el Finca Santa Sabina, que no están en carta, pero lo merecen. Maduros y amables.
Saboreé la comida. Pasta en salsa de changurro, perfecta combinación, y una dorada a la brasa, fresca y sabrosa. De postre un carpaccio de kivi sobre infusión de menta, aroma y textura.
La Guarda de Navarra recomienda leer, tirar la TV por la ventana y visitar el Anttonenea, en la calle San Antón, Pamplona.
No te arrepentirás de ninguna de las tres cosas.
¡En este blog si que hay tomate!